miércoles, 20 de febrero de 2008

¡MODERNÍCENSE, POR DIOS!

Me llega la hoja parroquial todas las semanas. E igualmente todas las semanas al menos le echo un vistazo. En la portada escriben todos los curas una especie de editorial. Esta semana el tema es la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EPC) y me he dicho: de hoy no pasa, tengo que explayarme en el blog, que si bien no tiene los 4.200 ejemplares de tirada que el citado opúsculo eclesiástico, cuenta con una selecta audiencia.
Me llama en primer lugar la atención el momento en que ha salido este editorial. Tres semanas antes de las elecciones generales, en un momento en que la controversia sobre la asignatura no es alta. Está bien dar las orientaciones generales de voto a los fieles, pero aquí ya se les ha ido la neutralidad de las manos, se han excedido en su celo de orientar.
Para empezar, quiero exponer una contradicción manifiesta. Los obispos (Conferencia Episcopal Española) se rasgan las vestiduras porque el Parlamento español, sede donde nos hallamos representados todos los españoles, quiera imponer una asignatura con unos determinados valores. “¿Cómo es posible -abominan los obispos- que el Parlamento quiera imponer su visión antropológica de la vida?” Eso lo dicen por la mañana, y por la tarde pasan a protestar de que no sean ellos quienes tengan el derecho a imponer su propia visión (protestando por el retroceso de la asignatura de Religión Católica en la escuela pública). ¿En qué quedamos, en qué sólo ustedes pueden imponer valores o qué? ¿no estará más autorizado para ello el Parlamento, que al fin y al cabo representa a todos los españoles, y no sólo a los católicos? ¡Un poquito de coherencia, Conferencia!
Pasamos en segundo lugar a otro argumento. Dice la Iglesia y otros sectores conservadores (Iglesia conservadora, otra contradicción más) que la escuela no está para enseñar valores ni moral. ¡Acabáramos! ¿pues para qué está entonces? La familia, valor tan cacareado por ellos, es el primer agente de socialización, pero la escuela es el segundo. Y socializar no significa aprender matemáticas o medio, sino aprender los valores básicos para la convivencia en sociedad. ¿O es que cuando un maestro regaña a un niño por pegarse con otro le está enseñando Física Cuántica? No, le enseña valores, en este caso a rechazar el contravalor de la violencia.
Todas las corrientes pedagógicas modernas precisamente quieren dar valor a la educación emocional, la cooperación entre los alumnos... pues ellos no, nada de valores, ahora quieren que sólo se estudie matemáticas y lengua... y Religión Católica, eso sí.
Como argumento a favor de la postura eclesial, admito que hay pocos países modernos que cuenten con esta asignatura en su currículo. Además, son países que ni de lejos alcanzan el progresismo postmoderno de los obispos. Así, sólo países tan atrasados como Inglaterra, Irlanda, Italia, Suecia, Francia, Bélgica, República Checa, Portugal, Luxemburgo, Holanda, Eslovenia, Polonia, Estonia y Grecia cuentan con esta asignatura. Además, como contenido trasversal aparece en Dinamarca, Hungría, Alemania, Chipre, Noruega y Finlandia. En Estados Unidos juega un papel determinante.
Yo creo que ya me alineo con la Iglesia, vuelvo al redil: ante tales dudas sobre la conveniencia o no de esta asignatura en todo el globo, será mejor replantearse la cuestión. Que la tengan unas cuantas repúblicas bananeras no quiere decir nada. ¡De nuevo España será la reserva espiritual de Occidente!
Un “pero” importante que sí hay que ponerle al PSOE es que los contenidos no se consensuaran con el PP, de ahí que mis críticas no se hayan dirigido hacia ese partido. El matiz es importante, pues el PP rechaza los contenidos, la Iglesia la existencia de la asignatura.

11 comentarios:

Magia dijo...

En un principio pensaba que se estaban metiendo en algo que pertenece a los padres, es decir yo escojo la forma y el momento de enseñarle ciertos "valores" a mi hijo...pero leyendo el contenido de la asignatura no me ha parecido para tanto, acaso no eran más o menos los temas que se trataban en una asignatura que se llamaba Cívica? y que se daba en séptimo-octabo de EGB?

John C. dijo...

No estoy de acuerdo con su entrada,pero eso ya se que no le extraña.

Vamos a ver,no le debería sorprender que la Iglesia se posicione tan categóricamente en contra de Epc.A mi me preocuparía que no lo hiciera,la verdad.

Porque Epc,es un invento que se ha sacado el Gobierno de la manga con dos propósitos:putear a la Iglesia y avanzar en el laicismo-un peligro futuro en europa cuando choquemos en serio con el Islam,pero ese es otro tema-.

A parte de eso a mi Epc me suena a aquello de Formación del Espíritu Nacional de la españa franquista.Viene a ser lo mismo pero en versión democrática.Sólo que el Espiritu Nacional si tenía algun sentido pues en las escuelas de por aquel entonces a parte de enseñar se adoctrinaba.Así que si Epc no tiene como fin adoctrinar,no tiene ningun sentido.

Despues se escandaliza usted de que la iglesia considere como garante de los valores y la moral a la propia famila.Pues evidentemente así es.No la escuela,no.La familia es ante todo la que debe proporcionar valores,moral,unos principios.Y la escuela,como CENTRO DE ENSEÑANZA,debe proporcionar conocimientos,cultivar conocimientos en el alumno para fabricar librepensadores.Pero nunca para moldearles la manera o la forma de pensar,que pare eso ya esta la libertad individual,los valores morales y la propia existencia vital.

Protesto enérgicamente contre Epc.Y en esta ocasión,aunque soy crítico con la Iglesia en muchos aspectos creo que tienen razón.

Perreti dijo...

No le va a gustar mi contestación señor john c., pero resulta evidente que usted no tiene una idea clara del concepto educación.
La escuela sí debe enseñar valores, otra cosa es que sean los que el gobierno dice, pero esa responsabilidad en ningún caso puede recaer únicamente sobre la familia, pues tal vez, y digo sólo tal vez, instituciones familiares determinadas sean las primeras con una pobre educación en valores, y por ende, si el que enseña no sabe, difícilmente va a poder instruir.
A esa asignatura se le está dando un bombo y platillo sobremanera. Y como casi siempre, el revuelo viene de una cuadrilla de listos, en este caso PePistas y miseros, que manejan a una masa de populacho que no tiene idea de la mitad de lo que dice y que se limita a ser un repitemonos.
Soy el primero que preconiza que los valores a impartir deberían ser los universales. Paso con un ejemplo concreto para que hasta el más zote me entienda. El valor de la paz, entendido en su sentido último, el puro, el abstracto, es el que es, lo diga el PP, lo diga el PSOE o lo dijera la malograda Lola Flores.
En cualquier caso, los principios que contiene la polémica asignatura son tal vez más sociales que partidistas. Y todo el revuelo se debe a la puta manía, y perdón que me caliente, de ser oposición y tener que decir siempre no, antes que claudicar y reconocer que algo procede.
El día que salga a la calle y no vea papeles en el suelo, no me roben la radio, no se me cuele una vieja cuando voy al banco, el que se encuentre algo de valor en la calle lo lleve a objetos perdidos, no se hurte en los comercios, ETCÉTERA. Ese día no es que nadie no cuestionará ya la asignatura, es que la veremos tan procedente que no concebiremos su modificación más allá de la mera adaptación a los cambios sociales que devengan con el tiempo.
La oposición sólo busca malmeter, del mismo modo que el Gobierno quiere permanecer. La iglesia sólo busca no perder poder, ya que el ganarlo es algo que afortunadamente hoy por hoy está fuera de su mano en los países desarrollados. ¡Y no le busquen tres pies al gato, qué no hay más! Que ninguno de los tres estamentos citados son lo suficientemente éticos y sanos como para pretender nada más.
En cuánto a la preparación ante la incipiente "invasión" del Islam, sinceramente, hay que tener pocos dedos de frente. ¿Qué el laicismo será un hándicap futuro en Europa por el choque con el Islam? ¿Y qué es lo que propone usted, una Guerra Santa?
El laicismo es la solución más viable, mucho mejor que la actual aconfesionalidad. Si aquí hubiera laicismo cada uno a religionear en su tiempo libre y donde se autorice, ya que el Estado se define como ente que no acepta religión alguna. La actual aconfesionalidad tan sólo manifiesta que aquí no hay una religión predeterminada, y ese es el error, ya que es así cuando un padre puede abrir el boquerón para lanzar incoherentes improperios escudado en principios religiosos, o aseverar que su niña va a clase con velo porque así ha de ser.
Educación para la ciudadanía no es adoctrinar, es enseñar. Y créanme todos que eso también compete a la iglesia, ADEMÁS DE A TODOS NOSOTROS. Y no me hablen de libre pensadores en esta sociedad de clones donde hay más espíritu crítico en lo que pone en las tapas de los yogures que en todo el contenido de los libros de texto. Un poquito de por favor.

John C. dijo...

SR.PERRETI,CONTESTARÉ A SU ENTRADA POR LA TARDE.ESTE ATENTO

La terapia de Rafaela dijo...

Hola a todos: Gracias por mencionar en tu blog "selecta audiencia" ya que incluyo en ella. La verdad que en pleno siglo XXI, el que quiera aprender valores religiosos va a las clases de catequesis en la parroquia de su barrio, o va a un cole privado católico (como fue mi caso). En el caso público ya que la Iglesia está tan metida en la educación aqui en España, pues lo mejor es que quién quiera apunte a sus hijos a religión y los que no a Educación Cívica (que no comprendo qué tiene de malo). Yo ya no creo en dios, y como madre hablo, tiene que ser elección de los padres (cuando los hijos son pequeños) los valores que queremos inculcar, y luego será eleción de nuestros hijos el camino que escojan.
Ya decía Khalil Gibran: "Nuestros hijos no son nuestros hijos, son hijos de la vida"... estaré atenta a la polémica.

John C. dijo...

Buenas tardes a los contertulios.

Por alusiones voy a replicar al Sr.Perreti.

En primer lugar,caballero,voy a hacerlo sin exaltarme y sin descalificaciones ridículas e insignificantes.Ya ve:no creo en el "talante".Tampoco creo en iniciar una discusión sin fin donde ni ud me va a convencer ni yo pienso converncerle a usted.

En primer lugar,me acusa de no tener un concepto claro de lo que es la educación.Por lo tanto voy a repetirme para aclarárselo:FAMILIA(VALORES MORALES,PRINCIPIOS),ESCUELA(CONOCI
MIENTO,CULTURA),PENSAR,LIBERTAD INDIVIDUAL Y EXPERIENCIA VITAL.¿Cual de estos conceptos desconoce o le extraña?¿Se lo repito otra vez o le hago un esquema?.Si respondo preguntando es por que los gallegos somos así.Creo que mi concepto de educación es clarísimo,así que me extraña su duda o bien no es que no comparte alguno de estos elementos.Ignoro tambien si no le parecen bien,pero eso es algo que francamente no me importa.

¿En que se basa usted para que la escuela o la educación usurpen responsabilidades que sólo a una familia le corresponden?.Y sobretodo,¿que o quien legitima que la educación,el colegio,etc,etc,puedan apropiarse de dichas responsabilidades?.Si me dice ud que una ley,el Gobierno o el Estado,o el Parlamento,o un puñado de votos,automaticamente se está refiriendo a una dictadura.

La función de la escuela no es enseñar valores,señor mio.Por mucho que usted diga que si.Del mismo modo que unos padres no pueden meterse en que asignatura le deben o no le deben dar a su hijo/a.Si ud considera esto último como una intromisión,lo mismo es para lo primero.Más grave lo primero porque la escuela no es un sustituto de los padres ni de la familia,sino un medio como ya he dicho para dotar a la persona,de cultura y conocimientos.

La Epc,es consecuencia de la puta mania que tienen los politicos de cambiar la Educacion en cuanto toman el poder.Considere pues que en este caso sí es partidista porque la han puesto con calzador,como obligatoria,y eso sí disfrazada con un título muy bonito.Pura fachada.¿El que saque un 10 en Epc será un buen ciudadano y el que saque un 0,un delincuente en potencia?.No tiene razón de ser.Y pura ingenuidad que "eso" vaya a hacer mejores ciudadanos.Ah,y que haya gente que haya objetado sobre la materia,deberia hacer reflexionar a mas de uno.¿O es que estos que dicen no tambien son segun ud gentes que no tienen ni idea?

Mire,le guste o no hay valores que no se enseñan en la escuela.Los enseña la vida.Habla de valores universales como la paz.Pues bien dele a una persona conocimientos,dejele pensar y aprenderá ese valor por si misma.NO SE PUEDEN IMPONER NI ENSEÑAR PORQUE SÍ.

Sus apreciaciones políticas,pues mire,sin ánimo de desmerecer,parecen el cuento de la buena pipa:el PP dice no a todo,que malos malosos son.Cuando el PSOE dice no,son progresistas.Buen ejercicio de hipocresía,amigo.

Y sobre el laicismo y el islam....la guerra santa es cosa de ellos,y no dude de que algun dia se llegará a ese extremo.Europa es partidaria de la política de apaciguamiento,como lo fue en su dia en 1933 con Hitler y ya ve los resulados.Con el Islam actuan igual.Ya vera que risa y de que le servirá la aconfesionalidad si Occidente y el Islam chocan.

Perdon por el ladrillazo pero es que tenia que soltarlo.
Bien,ahi le dejo mi replica.Si quiere contestar,hagalo y si puede sin descalificaciones.

John C.

José dijo...

Para poner un poco de paz en este convulso tema, voy a escribir algo que aunque en principio suene mal espero comprendan en seguida.
No estoy de acuerdo con john c. en que en la escuela no deban enseñarse valores. Pero tampoco estoy de acuerdo con perreti en que en la escuela no debe adoctrinarse.
Una función clave en la escuela es el adoctrinamiento de los infantes (¡qué mal suena, lo reconozco!).
Para ver si esto era correcto he mirado la definición de adoctrinar en el DRAE. Dice así: "Instruir a alguien en el conocimiento o enseñanzas de una doctrina, inculcarle determinadas ideas o creencias".
Obviamente, según esta definición, en la escuela se adoctrina siempre. En una dictadura, se adoctrinará sobre la superioridad de las razas o sobre la lucha de clases; en la democracia, se promueve la doctrina del humanismo, de los valores humanos en los que hay actual consenso acerca de su universalidad y validez.

Perreti dijo...

La escuela no es sino un reflejo de lo que es la sociedad, por algo tan obvio como es el ser parte de ella. La sociedad está en evidente crisis, vaga sin rumbo y los valores brillan por su ausencia, por extensión, más de lo mismo en la escuela.
Perdone que me reiter Sr. C, pero no tiene un concepto claro de lo que es la educación. Se lo señalé en primera instancia, y como réplica, se limita a decir lo mismo. Si a la primera mi opinión fue la que fue, lamento no poder cambiarla, pues su explicación, mal que le pese, no ha aportado nada nuevo.
En otro orden, nada más lejos de mi opinión que lo de que yo pretenda que la escuela usurpe responsabilidades, ni a la familia, ni a nadie. La familia debe educar en valores, y la escuela también. La primera institución seguro lo hará con el sesgo que su acervo arrastre, y la segunda lo hará objetivamente, arrastrando el acervo cultural del docente, lo que en principio también implica sesgo, pero seguro que en menor medida.
Las únicas de sus apreciaciones que comparto, son las relativas a que el que saque un 10 en Epc será un buen ciudadano y al contrario no. Totalmente de acuerdo, habrá casos en que será así, y casos en los que no.
El otro aspecto que también aprecio de su comentario, es la consideración debida del vagaje personal a la hora de formarse en valores. Pero éste en ningún caso es un referente aislado. La interdisciplinariedad es la realidad, es la clave. Todo está relacionado. En la formación moral de la persona todas las vivencias (familia, colegio, la calle, la tele...) influyen.
Por último, señalaré también dos aspectos con los que discrepo de su parecer totalmente y que no comentaré para evitar que se enerve. Uno respecto a lo identificar las decisiones de un gobierno elegido democráticamente con una dictadura. El otro, su insistencia en un acontecimiento belicoso con trasfondo religioso, cultural o como quiera definirlo.
Y de verdad, hipócrita yo, le soy sincero si le digo que no. Y si eso lo deduce a tenor de que yo soy del PSOE, pues deduce usted bastante mal. Los del PP malos, y los PSOE, también. Son el mismo perro con distinto collar. Pero nada más lejos de mi pretensión que usted lo comparta.

Le pido disculpas si mi literatura, antes o ahora, ha podido resultarle ofensiva, no pretendía más que dar mi opinión, la cual resulta obvio difiere años luz de la suya.
Reciba mi más cordial saludo (y le aseguro que ni soy hipócrita ni he escrito esto con rintintín).

David

John C. dijo...

que conste sr.perreti que tampoco estoy enfadado ni nada por el estilo.otra cosa es que defienda mis posturas con tesón,que ahi ya le digo que soy inasequible al dealiento
como dije en mi entrada ni yo voy a convencerle ni usted a mi tampoco.lo cual me parece perfecto

aprecie cuando haga un comentario,que uso la ironía como algo normal y cotidiano.aunque ahora mismo este hablando en serio

no hace falta que se disculpe pero ni remotamente.

Reciba pues de mi parte otro saludo cordial.Y aqui paz y despues gloria.

Atentamente

John C.

Magia dijo...

Hace días que noto que en los blogs que frecuento no hay comentarios tuyos, sin ánimo de ser indoscreta..estás bien?

Gata Negra dijo...

Eso mismo estaba pensando yo, y me preguntaba donde dejar el msj preguntando si estás bien.

Espero que no se nada grave.

:)