domingo, 6 de julio de 2008

UN MUNDO FELIZ

Voy a comentar un estudio recogido en muyinteresante.es acerca de la felicidad en diferentes países del mundo. Teóricamente no creo mucho en las encuestas, pero en la práctica cada vez que me topo con una me la creo a pies juntillas.
El estudio en cuestión no se anduvo por las ramas a la hora de la metodología a emplear para tratar de descubrir cuán feliz es la gente a lo largo y ancho del globo. Preguntaban a los entrevistados: "Considerando todo en general, ¿diría que es usted feliz, bastante feliz, no muy feliz, o nada feliz en absoluto?". Desde luego, al pan, pan y al vino, vino. Lo digo porque otros estudios que investigan la felicidad en los distintos países emplean variables como renta per cápita, inversión en sanidad pública, clima, prestaciones sociales, etc. y de ahí deducen si la gente es feliz o no. Aquí han ido a la yugular, preguntándolo sin paños calientes. Creo que así los resultados son más fiables.
Una conclusión del estudio es que el mundo es cada vez más feliz. La encuesta se realiza desde 1981 en 98 países, y los porcentajes de felicidad han aumentado en muchos de estos países. Que la felicidad haya aumentado desde 1981 es un dato que nos permite preguntarnos: ¿la felicidad ha ido aumentando con el paso de los siglos, aunque haya sido con ciclos de bonanza y ciclos de declive? ¿o nos encontramos en una coyuntura que no tiene que ver con la tendencia general? ¿era la gente menos feliz en la Edad Media, por poner un ejemplo? El sufrimiento humano existirá mientras el hombre sea hombre, pero estaría bien que se pudiera corroborar que avanzamos realmente hacia un estado mejor de las cosas, es decir, que no vamos a la deriva. Y, para los que somos cristianos, esto concuerda con la promesa de Cristo de intervenir de nuevo en la Historia (parusía), implantando el Reino de los cielos, donde la felicidad en la tierra será por fin absoluta.
Otra conclusión es que España se sitúa en el puesto 44 de felicidad (yo creía que estaríamos entre los diez primeros). Estamos en un templado "ligeramente satisfechos". Este dato es para mí muy malo (de hecho países como la Venezuela de Chávez figuran en el número 25). No obstante, este dato malo para España es un espaldarazo para una amiga mía con la que tengo una disputa (que podría prolongarse hasta la eternidad, pues ninguno de los dos hace la más mínima mención de bajarse del burro). Según ella, la mayoría de la gente en España es infeliz. Según mi parecer, la gente es por lo general feliz. No sé, no sé, pero este dato parece ir en contra de mi opinión. Este otro dato tampoco favorece mi opinión: según otro estudio de una conocida marca de refrescos, el 52.7 % de los españoles se declara satisfecho o muy satisfecho, mientras que el restante 47.3 % se declara entre ligeramente menos satisfecho que la media y muy insatisfecho.
El director del primer trabajo asegura que, pese a que cree que hay una fuerte correlación entre la paz y la felicidad (para decir esto no hacía falta hacer el estudio), "el determinante más importante de la felicidad es la proporción en la que la gente tiene libertad de elección en cómo vivir su vida". Esta frase, a diferencia de la primera, sí que tiene miga. Puede dar lugar ella sola a una entrada entera: la sensación de tener poder sobre tu propia vida como cimiento de la felicidad.
Por otra parte, y basándose en decenas de estudios sobre la felicidad, la Universidad de Leicester (Inglaterra), ha realizado el “mapa mundial de la felicidad”, según el cual los daneses y los suizos son los más felices mientras que los zimbabuenses y los burundeses los que menos (véase el mapa de la felicidad mundial, a color más oscuro, país más feliz).
Por último, desearles que ¡sean felices y coman perdices!

17 comentarios:

John C. dijo...

Sinceramente,con cifras de por medio para medir un intangible como es la felicidado no sabría que decir salvo que no parece demasiado concluyente.
Depende de tantas cosas la felicidad que cualquier estudio se quedaría muy corto.
Pero démoslo por bueno para no liarla más.El puesto de España,es bajísimo a mi parecer.No lo esperaba entre los diez primeros ni de lejos,pero tampoco tan abajo.

Yo,como soy feliz a ratos,no podría contestar a esa encuesta.XDDD.

José dijo...

Sí, aquí como tenemos tan buen clima, democracia y muchas prestaciones sociales, entre otras cosas, se supone que deberíamos estar mejor colocados en el ranking.
A mí también me pareció una posición excesivamente baja.
Bueno, si eres feliz a ratos, di que eres feliz ;)

Gata Negra dijo...

Ser feliz.... ¿Y eso que es??? Una utopía...

PD. No me hagas mucho caso ;)

Magia dijo...

Feliz con qué, satisfecho con qué?...se puede generalizar, hacer un cómputo y resumir, pero sería más fácil concretar, es decir, siempre hay cosas que cambiarías, eres menos feliz por ello o no cuentan?

José dijo...

Gata, ser feliz sí que es una utopía en el sentido de que nadie puede ser absolutamente feliz. Aunque me parece que no lo dices en ese sentido, no sé por qué.
Por eso, como dices, magia, aunque siempre hay cosas que cambiaríamos, hay que ver el cómputo general. Siempre habrá problemas o cosas, pero hay que fijarse en cómo nos va en global.
Besos a las dos!
Josemi.

Amelie dijo...

Toc, toc, ¿se puede?...

En primer lugar, darte la enhorabuena por tu blog, me gusta, es interesante. También me gusta la foto de cabecera. Y me he reído un rato con el comentario que aparece debajo de tu foto... perdón, es que me ha hecho gracia.

En segundo lugar, comentar sobre tu entrada. Yo también hace días publiqué una entrada sobre el mismo tema ( http://eljardinsecretodeamelie.blogspot.com/2008/07/vamonos-padinamarca.html ), sólo que yo no escribo tan bien como tú, pero vinimos a decir más o menos lo mismo. Yo no sé a quienes habrán preguntado (no creo que saliese lo mismo en el País Vasco, por ejemplo, que en Andalucía), pero yo por lo que veo a mi alrededor, la gente es medianamente feliz. Pienso que el puesto 44 es demasiado bajo.

Saludos.

Gata Negra dijo...

A lo mejor es que nos gusta "aparentar" y cuando nadie me ve, puedo ser o no ser....(como dice Aljandro Sanz)

y también se me ocurre que tal vez nos avergüence reconocer ciertas cosas. Yo la primera, si una persona me pregunta por la calle si soy feliz para una encuesta, no me voy a poner a contarle mis penas, digo que si, que mas o menos y ya, aunque no sea cierto. Es como los tests esos que vienen en las revistas, nadie lo va a ver ni nadie sabe quien lo ha contestado, pero aún así, hay respuestas en las que ponemos la crucecita en el sitio equivocado, a sabiendas o no, pero no siempre acertamos. Yo alguna vez los he hecho en casa, y cuando al tiempo me he vuelto a topar con el test, me doy cuenta que no contestaría lo mismo, si lo volviera ha hacer.
Pa mi, las encuestas no son muy de fiar.

José dijo...

Claro que se puede, Amelie. Bienvenida, welcome!
Muchas gracias por los inmerecidos agasajos. Por cierto, ¿dónde está la gracia del comentario de debajo de mi foto? :DD
Ahora mismo miraré tu entrada, seguro que no escribes mal.
Efectivamente, por Comunidades la cosa varía mucho. Ahora mismo recuerdo que una con buenos resultados es Aragón (me acuerdo porque es la mía, claro).
Y también de acuerdo en que objetivamente el puesto 44 es bajísimo, pero claro, esto de la felicidad es tan, tan subjetivo...
Gata, totalmente de acuerdo en tus dos apuntes: en una encuesta sobre sexo por ejemplo, poca gente va a ser sincera. Si te preguntan: ¿Cómo está usted de satisfecho con su vida sexual? no vas a decir "muy insatisfecho". O en la felicidad: "muy infeliz". ¿Tiene usted intención de matar a alguien próximamente? "Sí, lo estoy sopesando seriamente".
Hay tendencia a edulcorar las cosas.
Y con lo del momento en que realizas la encuesta pasa lo mismo: como dices, responderías diferente. No digamos ya en encuestas comerciales que pones lo primero que se te pasa por la cabeza.
Besos a las dos y gracias por vuestros interesantes comentarios!

Gata Negra dijo...

Lo del mapa no se arregla ni pa tiros :(

José dijo...

Pues sí, gata, el otro día lo pensaba y ya daba la batalla por perdida. No creo que ahora de repente vuelvan todos los puntos como por arte de magia. Mientras la tendencia destructora no sé amplíe al contador ;)

Gata Negra dijo...

Ellos dicen en su foro que están en ellos, que quieren reponer todos los puntos en los "pocos" mapas en los que se ha borrado. (me moría de risa cuando leí "pocos" jajaja)Además de borrarse lo antiguos, de vez en cuando se reinicia de nuevo.

En fin, que a mi ya como que me da igual...

Un besito, y feliz día

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

mmmm encuestas.. jajajaa Ami nadie me ha preguntado.. jajaja Bromas a parte. La felicidad esa hermosa palabra que se experimente en el interior de cada ser humano.. uno son felices con un buen coche otros son felices viendo la felicidad ajena.. Un abrazoo amigo!

José dijo...

Gata, yo al mapa ya le veo poco futuro, debe ser que está en desaceleración acelerada (lo que otros llaman crisis)
;)
Sí, Beatriz, eso sí, la felicidad de lo que no tiene nada es de objetiva. Podrías parecer la persona más desgraciada del mundo y declararte y sentirte feliz, o viceversa. Es curioso.
Besos a las dos.

los pensadores dijo...

La felicidad puede estar influida por el bienestar económico y material, pero generalmente la gente es feliz por sus afectos, uno puede ser feliz en el país más pobre de Africa o en EE.UU.; además la felicidad es un estado transitorio, no se puede ser feliz para siempre aunque se tenga todo.
Saludos!!

La terapia de Rafaela dijo...

La felicidad... otro de los divinos tesoros no!!!
Seguramente seamos más felices, aunque el puesto de España será más bajo, porque aqui es un "deporte nacional" quejarse, poner pegas, en fin...
Pero me pregunto, eso dependerá de cuándo te hacen la encuesta, porque a mi me llaman un día "azul" y estoy felicísima, y me llaman el día rojo y lo veo todo negro.
Creo que la encuesta será válida y pero las repuestas según "te pillen"
Como siempre muy interesante.
bss

José dijo...

Bueno, pensadores, la felicidad es un estado transitorio, pero yo creo que cualquiera, al final de su vida, haciendo balance final (digo esto mientras escucho "My way", que habla precisamente de un hombre que hace balance final de su vida diciendo que fue feliz), puede dar un veredicto acerca de cómo ha sido su vida, si feliz o no feliz. Porque toda vida tiene sufrimiento, ya sea más o menos.
Con lo otro de que depende más de cada persona particular que de aspectos externos totalmente de acuerdo.
Jeje, me hace gracia tu comentario, Rafaela, porque es muy parecido a lo que piensa una amiga mía. Ella dice: "hombre, a mí me lo dicen a las 8 de la mañana y responderé una cosa, pero si me lo preguntan en otro momento diré otra". Y no os falta razón, ése es un problema creo yo que de toda encuesta en general.
Besos a todos!

Bell George dijo...

Ingenuamente me fui al enlace para copiar y pegar el mapa en mi blog, pero... ya el mapa Mundi Felichi debe estar por modificarse ¿o no?. Esperaré la próxima encuesta, todos esos inmigrantes regresando a casa, huyendo de las leyes de inmigración de un país supernaranja, puede que sean encuestados en español, Uhmm.., esperaré las nuevas encuentas. Quién sabe, tal vez, los gringos cuando paguen sus hipotecas nos vuelvan a decir ¡Hi! a los latinos para que limpiemos sus casas, cortemos su césped y mandemos remesas a nuestros países utilizando las mismas leyes comerciales que sirven para llevarse los recursos naturales de a poco.Hay que tener fe, en eso.
La felicidad es relativa, no creo en las encuentas, tal vez, hasta tengan el mismo patrocinio de Faceboock. Creo en las utopías, creo que un mundo feliz para todos, es posible y creo también que soy la única resposable de mi felicidad.