miércoles, 26 de agosto de 2009

DIOS APRIETA...Y A VECES SE LE VA LA MANO

La última encíclica papal, “Caritas in veritate” (La caridad en la verdad) está dedicada al desarrollo humano, en el contexto de la actual crisis económica mundial. En la misma, aparece una afirmación en el punto 17 que me llamó mucho la atención. Subrayé la frase, dibujé detrás de ella un asterisco que remitía al pie de página y allí escribí: “en total desacuerdo”. Aquí quiero explicar cuál es esa frase y por qué, para mí, es tan desafortunada.
Benedicto XVI cita y avala en ese punto 17 de la encíclica una afirmación de Pablo VI: “Cada uno permanece siempre, sean los que sean los influjos que sobre él se ejercen, el artífice principal de su éxito o de su fracaso”. Esta frase es estupenda y muy optimista, por lo que es una lástima que sea falsa. Ojalá fuera verdadera, pero es a mi juicio totalmente falsa.
Recuerda a lo que dijo creo recordar que San Pablo: que Dios nos somete a tentaciones, pero que esas tentaciones nunca son superiores a las posibilidades de cada uno. Y también lo dice así la sabiduría popular: “Dios aprieta, pero no ahoga”.
Realmente, es una afirmación coherente con las creencias cristianas: si el hombre es hijo de Dios y es libre, siempre podrá tener la libertad suficiente para reponerse a sus dificultades o claudicar ante ellas. Por ello, no se le puede reprochar a Benedicto el haberla avalado. Sin embargo, pese a ser coherente con la ideología católica, es una creencia falsa.
Para mí, por experiencias directas y por experiencias indirectas (digo por experiencias personales, por haberlo vivido, experimentado, no por meramente haberlo reflexionado teóricamente) es una evidencia que en ciertas ocasiones las circunstancias que operan sobre el individuo le superan y le dejan inerme.
De hecho, es algo contradictorio que en la misma encíclica, justo al final, en el punto 79, se diga: “que todos los hombres puedan aprender a rezar al Padre y a suplicarle […] que no se nos someta excesivamente a las pruebas”. ¡Pues si se le suplica que no nos someta excesivamente a las pruebas será porque existe la posibilidad de que haga lo contrario, es decir, que nos someta excesivamente a ellas! Y si esto ocurre, que se nos someta en demasía a las pruebas, parece claro que ese individuo ya no es el “artífice principal de su éxito o de su fracaso”, especialmente cuando el individuo que lo padece no es fuerte mentalmente.
Por otra parte, la idea de que por muy grandes que sean las adversidades, cada uno tiene la última palabra para vencerlas o claudicar ante ellas, está muy extendida también fuera del pensamiento católico. Y hay que reconocer que para muchas personas es verdad: muchos son los auténticos artífices de su destino, eso es indudable. Sin embargo, con que para una sola persona esa afirmación no sea verdad, ya no se puede elevar a máxima universal, con que sólo una persona padezca tales dificultades que su libertad quede anulada, lo que dice Benedicto es falso. Ocurre como con la definición que de ser vivo aprendíamos en el colegio: los seres humanos nacen, crecen, se reproducen y mueren. Esta definición es falsa: es cierto que se cumple en la mayoría de los casos, pero si yo no me reproduzco resultaría que estaría fuera de la categoría de ser vivo.
La cuestión la viene a zanjar Schopenhauer en su obra "El arte de ser feliz", cuando explica que cada individuo tiene un grado de resiliencia (usando un término más moderno), una capacidad para encajar las dificultades y reponerse a ellas. Los católicos no estarían en desacuerdo con esto, pero afirmarían que Dios siempre va a tener cuidado en que las adversidades a las que tiene que hacer frente cada hombre van a respetar su grado de resiliencia o fortaleza mental. Sin embargo, la realidad y Schopenhauer no contemplan ese caso. Tristemente, en ocasiones los males que soporta un hombre rebasan su nivel de resiliencia, y en ese momento las circunstancias sepultan el alma humana y su libertad.
¿Qué ocurre entonces? Pues que es un misterio que Dios permita que haya seres humanos que queden sepultados bajo sus circunstancias, pero es una evidencia que así ocurre. En esos casos, hay que reconocer nuestras limitaciones, reconocer que lo que para nosotros no tiene ningún sentido, probablemente lo tendrá en el ámbito del Todo, ámbito éste que es incognoscible para nosotros. Los designios del Señor son inescrutables, y para bien o para mal vemos delante de nosotros un árbol, pero no somos capaces de reconocer la inmensidad del bosque.

martes, 14 de julio de 2009

ALGO EN QUE CREER

Esta especie de “Credo” personal (con una reflexión inicial) que expongo a continuación es provisional, posiblemente sujeto a cambios en el futuro. No obstante, es válido a día de hoy:

MI CREDO
El hierro que corre por mis venas, y que es en definitiva parte de lo que yo soy, era hace millones de años parte constituyente de una estrella. ¿Dónde estará ese mismo hierro, “mi” hierro, dentro de otros tantos millones de años?
Así como la energía ni se crea ni se destruye, nuestra esencia más íntima tampoco debe hacerlo, sino que por el contrario debe transformarse a lo largo de un proceso cuya complejidad nadie conoce.
Creo que no es descabellado pensar que tengo alma.
Creo que ese alma es el reflejo en mi persona individual de un Todo mucho mayor. Ese Todo es incognoscible para nosotros, del mismo modo que una ardilla no puede ser consciente de la inmensidad del bosque del que forma parte.
Creo que ese Todo se manifiesta en mí, por ejemplo, a través de mi conciencia moral, guía de acción. Pero sin embargo, ese Todo en mí manifestado no me concierne sólo a mí, no es constitutivo de un yo enfrentado a un tú o a un vosotros.
Por el contrario, creo que “todos somos Uno”. De ahí la necesidad de salir de nuestro aislamiento mediante la compasión. Todos los seres sensibles (de forma muy especial la especie elegida, el hombre) estamos interrelacionados de una manera que no podemos comprender. Lo que yo hago, lo que digo, pienso y siento no es baladí; al contario, es muy importante y de algún modo repercute sobre el Todo.
Creo que el modo en que conduzco mi vida tiene una repercusión fenomenal sobre mi prójimo, y que por ello, tengo una responsabilidad social para con mis semejantes, para con mis hermanos. Todos tenemos una enorme responsabilidad recíproca.
Creo que esta solidaridad humana puede quebrarse, pero el trabajo que en esta vida terrenal hacemos con nuestra alma es sólo una parte del trabajo. Éste continúa en el más allá, pues la presente vida debe ser sólo una breve etapa del camino. El trabajo hecho con mi alma resuena en el infinito.
Esto es lo que creo. Ya sé que es un poco batiburrillo, pero es lo que hay.

viernes, 10 de julio de 2009

LOS PATOS Y EL UNIVERSO

Esta mañana paseaba yo por el puente de Santiago de Zaragoza cuando he visto, en la orilla del Ebro, un grupo de patos que nadaba apaciblemente sobre las calmadas aguas del río (ya afirma la jota que el Ebro guarda silencio, al pasar por el Pilar).
Otras muchas veces había visto patos por las orillas, pero en esta ocasión me han llamado la atención unos patos de tamaño minúsculo que seguían a su madre. Había también en el grupo otros patos muy pequeños, recién nacidos, pero éstos no eran tan insignificantes en cuanto a tamaño como aquéllos.
He pensado que esos patos de tamaño minúsculo quizás hubieran nacido esta misma noche, y me he maravillado ante el milagro de la vida. La estampa del río meciendo a estos animales era también una oportunidad para la reflexión acerca de la belleza de la naturaleza.
Por mi parte, la reflexión ha sido que parece difícil que tanta belleza tenga un origen azaroso. He recordado entonces la frase que oí decir recientemente a un científico especializado en el Universo, en la que afirmaba que “el Universo pudo surgir, pudo originarse, espontáneamente”, sin la intervención de ninguna causa. De la nada se habría originado todo lo que actualmente existe. Pese a que todo efecto tiene una causa, si avanzáramos temporalmente hacia atrás, llegaría un punto en el que esta relación causa-efecto quebrara, y el efecto del Big Bang, la creación del Universo, no tendría causa alguna.
Pese a que entiendo las razones técnicas que explicó el científico, al ver esos patos en ese río me ha parecido imposible esa explicación tan azarosa del origen del Universo. La existencia de nuestro Universo debe tener un sentido, una explicación, aunque formemos, como los patos, una minúscula parte de un Todo que se nos presenta inescrutable.

sábado, 27 de junio de 2009

LA DIGNIDAD HUMANA

Hace unos días leí una información según la cual un sacerdote había salido en defensa de la dignidad humana contemplada desde un punto de vista ontológico. Tras consultar el significado de esta palabreja, concluí que lo que este sacerdote quería decir es que la dignidad humana es algo inherente a todo ser humano, por el mero hecho de serlo. La dignidad del hombre es universal, no predicable sólo de unos pocos.
Esta afirmación, que en principio todos suscribiríamos, en realidad está sufriendo ataques desde diversos ámbitos.
¿Qué es en realidad eso de la dignidad humana? Este concepto puede tener, al menos, tres interpretaciones:
  1. Todo ser humano, por el mero hecho de serlo, y desde su concepción hasta su muerte, goza de una dignidad inviolable, posee un valor intrínseco independiente de su condición, edad, sexo, etc. Esa dignidad nace del hecho de ser hijos de Dios. Cuando alguna vez le decía a mi madre, qepd, que mi vida era una mierda, ella me respondía que eso no era así, que yo era hijo de Dios. Qué bien hablaban nuestros mayores.
  2. La dignidad como predicable de todo ser humano por el mero hecho de serlo, como en el primer caso, pero con la diferencia de que no es Dios la fuente de esa dignidad de todo ser humano. La dignidad en este caso es una creación humana, con la que nos hemos dotado. El ser humano no tendría por si mismo un valor intrínseco, pero la Humanidad ha decidido “blindar” a todo hombre y mujer otorgándoles dignidad inalienable.
  3. La dignidad es algo etéreo. Puede no ser privativa de los seres humanos. Incluso algunos seres humanos pueden carecer de dignidad, dependiendo de sus circunstancias. Esta idea suena aberrante, pero va calando poco a poco. Como ejemplo, hace un tiempo se debatió acerca de la conveniencia de otorgar derechos formales a los animales más cercanos evolutivamente al hombre. Los defensores de esta idea afirmaron que el valor de los chimpancés era cuando menos igual que el de cualquier ser humano. Así, en blogs como “Proyecto Gran Simio” puede leerse: “No diga chimpancé, diga persona”, o “Los grandes simios cumplen con la definición de personas”. Aunque no estoy seguro al cien por cien, casi pondría la mano en el fuego por que en este debate incluso se llegó a oír que los simios tenían mayor valor que ciertos seres humanos (personas incapacitadas por graves enfermedades).
Dotar de dignidad a todos los miembros de la especie humana ha sido una idea muy buena. Buena parte del mérito de este logro se lo lleva el cristianismo, que consideró ya hace un par de milenios que con los débiles también había que contar.
Recordar que no debemos jugar con el concepto de dignidad es no sólo necesario, sino imprescindible. La dignidad humana como algo propio de todo humano debe ser una idea incontrovertible. Discutir su veracidad puede provocar que la civilización se deslice, como en tiempos no muy pretéritos, a la barbarie.

miércoles, 24 de junio de 2009

EXCUSADOS DE SEGUIR LA VIRTUD... O NO

En principio, todos estamos obligados moralmente a ser lo más virtuosos que podamos, a seguir el bien y evitar el mal. Pero, ¿hay excepciones a esta norma general? En la mayor parte de los casos (no afirmo que en todos), la respuesta, según mi parecer, es que no. Sin embargo, mucha gente opina que sí.
Hace pocos días aparecía un señor en televisión (con el rostro oculto) mostrando con orgullo las armas y estupefacientes con los que traficaba. Además, la entrevista con los periodistas tenía lugar en las escaleras del edificio en que vivía, ¡incluso con vecinos pasando! Lógicamente, después de la emisión de las imágenes por televisión, la policía intervino de oficio y arrestó a este “cráneo previlegiado” del crimen.
Pero me he ido del tema, lo que aquí interesa es que, ante la pregunta del reportero al delincuente sobre si pensaba continuar con sus actividades delictivas, éste respondió: “claro, es lo que me da de comer a mí y a mi familia”. En definitiva, que este sujeto se consideraba habilitado moralmente para extender el sufrimiento, la violencia y el dolor, con la excusa de que él y su familia debían comer. ¿Es válido este razonamiento? Yo creo que rotundamente no.
Pero hay más ejemplos en los que se da un razonamiento similar. Por ejemplo, cuando los paparazzi acosan a cualquier persona y ésta, con toda la razón, protesta, los “periodistas” o “investigadores de la actualidad” se defienden diciendo que están haciendo su trabajo… ¡pues qué trabajo más triste, molestar a los demás!
Esa excusa a mí no me vale. Por la misma regla de tres, deberíamos dejar hacer al sicario al que se le ha encargado nuestro asesinato: es su trabajo.
Continúo con otros supuestos: ¿tiene derecho el desesperado a quitarse la vida, sabiendo el dolor que causará? En este caso, las dudas son mucho mayores, ya que en muchos casos su vida es un infierno, inaguantable. La Iglesia Católica habla sobre este asunto en su Catecismo: el suicidio está siempre mal, pero las circunstancias en que se da pueden constituir un atenuante muy importante. Es decir, que según la Iglesia, ni siquiera en este caso de sufrimiento personal extremo estamos exentos de seguir la virtud. En el caso de la eutanasia, el razonamiento de la Iglesia es similar. En estos dos últimos supuestos, mis dudas son mucho mayores.
Complejos estos temas en los que la conciencia de cada cual juega un papel determinante.
Me interesa mucho conocer cuáles son sus opiniones sobre el particular, conque espero sus comentarios.

lunes, 8 de junio de 2009

IVÁN ILICH, SALVADO POR LA CAMPANA

La muerte de Iván Ilich es el título de un conmovedor relato del escritor ruso León Tolstoi.
Yo no soy muy de historietas, pero aprovechando la brevedad de ésta, y porque había oído hablar de ella, me puse a leerla. Raras veces un texto me ha conmovido tanto como el que aquí nos ocupa. Y pese a la tristeza que logra transmitir el autor, anticipo que la historia tiene un final feliz.
Iván Ilich acaba de morir, y el primer pensamiento que pasa por la cabeza de sus “amigos” es hacer cábalas para ver cómo va a correr el escalafón profesional, y pensar cómo sacar la mayor tajada posible de ello.
Por otra parte, deberán cumplir con el desagradable trámite de acudir al funeral de su “amigo”, si bien ello no supondrá la suspensión de su habitual partida de naipes.
La esposa del difunto no les va a la zaga, pues su principal preocupación es la pensión que le va a quedar tras la muerte de su marido.
Iván Ilich ha sido un individuo modélico, que ha vivido placenteramente y ha cumplido las obligaciones de su vida decorosamente… o al menos, así lo cree él.
Ilich estudió Leyes en la Universidad, tras lo cual emprende una exitosa carrera judicial. Se casa con una mujer que es buen partido para él, porque le atrae y porque su unión está muy bien considerada entre su círculo de amistades. A Iván le gusta rodearse de las altas clases sociales, siendo una persona liberal.
La vida agradable de Iván hace que los problemas de los demás sean una molestia para él, molestia que no comprende y mucho menos está dispuesto a soportar. Toma una distancia prudencial con estas personas. Así, cuando su mujer está embarazada de su primer hijo, y requiere constantemente la presencia de su marido, éste, que no comprende lo que pasa, descubre las molestias del matrimonio, y trata de pasar fuera de casa el mayor tiempo posible, con el fin de evitar la compañía de su mujer.
Finalmente, el protagonista va a ser pagado con su misma moneda. Cuando es él quien padece el castigo de la enfermedad, se da cuenta de que a él tampoco parece comprenderle nadie, y de que se halla en una soledad terrorífica. Sólo su criado y su hijo, a quien hasta entonces Iván había despreciado, se apiadan de su sufrimiento.
En su lecho de muerte, acaba siendo consciente de la verdad: su vida ha sido una farsa, un fracaso, un absurdo. El cumplimiento de las normas y convenciones de la alta sociedad y el qué dirán le han encorsetado, y han imposibilitado el desarrollo de una vida auténtica.
Iván Ilich, que no ha conocido la compasión en su vida, se redime de esa vida de vacuidad tan solo quince minutos antes de su muerte, salvado por la campana, al sentir compasión por su esposa y por su hijo. Es entonces cuando consigue dar sentido a su vida, y pese a morir entre terribles dolores físicos, su mayor dolor, el espiritual, no le atormenta ya.

domingo, 31 de mayo de 2009

LLEGA A SER EL QUE ERES

La sentencia que da título a este post pertenece a Píndaro, poeta griego de la Antigüedad.
Desde un punto de vista lógico, la frase parece no tener mucho sentido. Sin embargo, intuitivamente, todos nos damos cuenta de lo que puede venir a significar. Con todo, la expresión puede dar lugar a distintas interpretaciones. Expongo aquí lo que yo interpreto que significa.
La idea de escribir sobre este tema me llegó hace un par de días, al darme cuenta de que probablemente hay aspectos de mi personalidad que permanecen latentes pero que no se manifiestan en mi vida. Entonces recordé esta sentencia, que es para mí muy evocadora.
Toda la vida es un proceso de conocimiento de nosotros mismos. De hecho, un buen conocimiento de nuestro propio ser equivale a poseer sabiduría. De esta manera, otra máxima, también de la Grecia Antigua, reza así: “Conócete a ti mismo”.
El hombre es el único animal que debe esforzarse en construirse a si mismo. Al resto de animales les basta con sus instintos, y por el contrario el ser humano debe realizar esfuerzos ingentes para llegar a ser una auténtica persona.
Siguiendo con las citas, el poeta español Pedro Salinas afirma que “vivir, desde el principio, es separarse”. ¿De qué debemos separarnos a lo largo de nuestra existencia? De todo aquello que no nos pertenece, que nos aparte de nuestra verdadera esencia, de nuestra auténtica personalidad.
Éste es el sentido que debe tener la educación, ayudar al niño a crecer rectamente, desde el punto de partida de ser él mismo, y no lo que nosotros quisiéramos que fuese.
Una de las acepciones de la palabra tutor es: “caña o estaca que se clava al pie de una planta para mantenerla derecha en su crecimiento”. De igual modo, el tutor, el educador de un niño, debe facilitar el recto desarrollo integral del educando.
Puede ser que nuestra verdadera personalidad esté sepultada debajo de muchas ideas, emociones, etc. Entonces, será uno mismo, finalmente, el encargado de ir sacando a la luz su verdadero yo, del mismo modo que un escultor logra una bella escultura a partir de un bloque de mármol.
Para que se entienda mejor este post, lo ilustro con un ejemplo, el mío propio. En mi caso, creo que en mi interior hay una agresividad a la que muy pocas veces doy rienda suelta. Todos tenemos agresividad en nuestro interior, y encauzarla hacia el exterior apropiadamente es algo complicado. Una de mis tareas consiste pues, en aprender a mostrar esa agresividad de un modo conveniente y auténtico.
Así pues, amigo, siempre fluyendo con la vida y realizando los esfuerzos en el camino acertado… ¡llega a ser el que eres!

martes, 19 de mayo de 2009

EL PUNTO NODAL DE LA FELICIDAD ( II )

Decía en la última entrada que el punto nodal de la felicidad es aquel nivel de felicidad al que tendemos, con cierta (no total, claro) independencia respecto a las circunstancias. Ese punto nodal depende de aspectos de nuestra personalidad, que supuestamente quedan establecidos al final de la etapa adolescente.
Aquí quiero tratar de esa supuesta estabilidad de los rasgos de personalidad que condicionan nuestra capacidad para la felicidad.
Los rasgos de personalidad, por definición, gozan de cierta estabilidad a lo largo de la vida adulta. Esos rasgos dependen de estos factores:
  1. Factores genéticos.
  2. Factores ambientales de nuestra primera infancia (de 0 a 6 años).
  3. Factores ambientales de la niñez y la adolescencia (de 6 años al final de la adolescencia).
El quid de la cuestión es saber si una persona, consciente y voluntariamente, es capaz de modificar estos rasgos de personalidad. Es decir, ¿podemos realizar cambios significativos en nuestra personalidad? ¿podemos hacer que estos cambios repercutan en nuestro nivel de felicidad?
Hay que tener en cuenta que detrás de cada rasgo de nuestra personalidad subyacen unas estructuras neuronales concretas, estructuras físicas que se han ido fortaleciendo a lo largo del tiempo.
Con todo, la respuesta a las dos preguntas anteriores es afirmativa: el ser humano puede alterar su cerebro (las estructuras físicas que hay en él), modificando así los rasgos propios de su personalidad, que a su vez varíen su punto nodal de la felicidad.
En Occidente se había pensado que esto era muy sencillo de hacer, que bastaba con apelar a la razón para provocar los cambios que queramos en nuestra forma de ser. Y esto es erróneo. Por la razón no podemos realizar muchos de los cambios que nos interesan para llevar una vida mejor. Un mero voluntarismo muchas veces no es suficiente.
La verificación de este hecho hará decir a Ovidio: “Veo lo mejor y lo apruebo, pero sigo lo peor”.
Hoy en día se sabe que podemos cambiar, pero que no es tan sencillo como parecía. No debemos apelar sólo a la razón. Debemos tratar estratos más profundos del cerebro humano. Así, sólo mediante la práctica de una constante disciplina mental conseguiremos nuestros objetivos.
Los científicos se han dedicado a estudiar especialmente la técnica mental de la meditación, llegando a la conclusión de que las personas que meditan con constancia generan en ellas mismos una anatomía cerebral específica, siendo las regiones cerebrales encargadas de la regulación emocional más grandes y activas que en las personas que no meditan.
Mediante la meditación encontramos un camino que "distrae la mente de la búsqueda obsesiva de soluciones al dolor y a la sensación de amenaza", evitando la "tempestad de pensamientos e imágenes que actúan añadiendo aún más estrés al tratar de buscar constantemente soluciones que no encontramos" (citas extraídas del libro "Técnicas de autocontrol emocional").
Como conclusión, decir que podemos cambiar, pero para ello no bastará con apelar a la razón y a la voluntad.

lunes, 11 de mayo de 2009

EL PUNTO NODAL DE LA FELICIDAD ( I )

Leyendo el muy recomendable libro de Sharon Begley titulado “Entrena tu mente, cambia tu cerebro”, me encuentro con el concepto de punto nodal de la felicidad.
La idea del punto nodal de la felicidad viene a decir lo siguiente: cada uno de nosotros tiene un punto nodal de la felicidad propio. Si imaginamos que nuestro nivel de felicidad puede medirse en una escala del 1 al 10, podríamos decir que Pepe tiene un punto nodal de la felicidad 3, y que Ana tiene un punto nodal de la felicidad 8.
Esto significa que si a Pepe, que en nuestra escala imaginaria tiene un nivel de 3, le toca la lotería, su felicidad seguramente aumentará temporalmente hasta niveles superiores, pongamos un nivel de felicidad 6 ó 7, por decir algo. Sin embargo, a medida que pase el tiempo, el nivel de felicidad de Pepe volverá a bajar, aproximadamente al nivel 3 del que ha partido.
Intervengamos ahora en la vida de Ana, en esta ocasión con un suceso (con una circunstancia) negativo. Pongamos que Ana pierde a uno de sus mejores amigos en un accidente. Ana, que parte con un nivel de felicidad “estructural” de 8, verá reducido de modo “coyuntural” su nivel de felicidad a, digamos, un nivel de 3 ó 4. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo, su felicidad volverá a aumentar, hasta aproximarse a un nivel cercano al original, o sea, al 8.
Pese a que es una idea que creo que no está generalizada, lo importante no es lo que nos ocurre, sino cómo interpretamos lo que nos ocurre. Un punto nodal de la felicidad elevado garantiza que nuestra interpretación de lo que nos ocurre va a ser positiva, y que nuestra capacidad de rehacernos ante los reveses de la vida va a ser alta.
Lo importante de este concepto de punto nodal de la felicidad es que un individuo no tiene que preocuparse tanto por las circunstancias que rodean y rodearán en el futuro su vida como por el nivel de felicidad al que tiende de manera espontánea.
Este punto nodal de la felicidad se caracteriza por su estabilidad, configurando nuestro estilo afectivo, es decir, la forma en la que respondemos ante los acontecimientos de la vida. Dicha estabilidad del punto nodal es cierta al menos a partir de que alcanzamos la edad adulta. Sin embargo, una infancia feliz no garantiza una edad adulta feliz, ni una infancia infeliz nos aboca a una edad adulta desdichada.
Pero al llegar a la edad adulta el punto nodal de la felicidad (nuestro estilo afectivo, ya sea positivo o negativo) se estabiliza. Así, una persona fuerte será capaz de capear casi cualquier acontecimiento que tenga lugar en su vida, mientras que una persona débil, por muy bien que le vaya en la vida, encontrará muchas dificultades en alcanzar un nivel aceptable de felicidad.
En otras palabras, la suerte que tengamos en el día a día tiene muy poca importancia comparada con la suerte que tuvimos cuando “se repartieron” los diferentes puntos nodales de la felicidad entre todos los seres humanos. Así, como dice Goethe, la mayor suerte es la personalidad.
Con todo, por fortuna, y según han concluido los estudios científicos sobre el particular, este punto nodal no es tan estable (e incluso inamovible) como se pensaba hasta ahora. Sobre ello tratará la segunda parte de este tema.

lunes, 6 de abril de 2009

POSIBLES MILAGROS DE JUAN PABLO II

El pasado viernes apareció una noticia muy interesante en el periódico “Heraldo de Aragón”.
En la sección de Sociedad, el citado diario informaba de que el cardenal de Cracovia, Dziwisz, ha anunciado un suceso extraordinario que tuvo lugar hace unos pocos días en la cripta de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Un niño acudió allí con sus padres, padeciendo un tumor de riñón que le impedía andar, y visitó y rezó en la tumba del Papa Juan Pablo II. Al salir al exterior de la basílica, el niño, que iba en silla de ruedas, manifestó a sus padres que quería caminar. Ante los sorprendidos padres, el niño se levantó de la silla y comenzó a andar.
Otro supuesto milagro se refiere a lo que le ocurrió a un joven de 26 años de Cleveland, que según una televisión estadounidense, sufrió una herida letal en la cabeza. El joven recibió un rosario de Karol Wojtyla, y enseguida comenzó a mejorar de su herida.
La noticia, aquí.
Ante estas noticias, la pregunta que surje es inmediata: ¿nos creemos estos sucesos? En caso de ser así, ¿a qué los atribuimos?
Yo personalmente, creo que estos dos hechos pueden haber ocurrido realmente. En especial, el primero, ya que tiene el aval de un cardenal. En cuanto a si son milagros o no lo son, pienso humildemente que casos como éstos pueden ser buenos ejemplos de la confluencia entre ciencia y religión. Cuando la ciencia llegue a la cima de la montaña, verá que Dios estaba ya en la cumbre antes de que ella llegara, piensan muchos.
La ciencia está descubriendo que la mente tiene un poder mucho más eficaz para transformarse y transformar la realidad del que hasta hace bien pocos años se pensaba. Estos supuestos milagros que aquí comento se podrían deber a esa sensacional capacidad de transformación que posee la mente. Sin embargo, esto no implica que se circunscriban al ámbito científico negándose la dimensión espiritual.
De hecho, en el evangelio de Mateo 9, 18-26 se cuenta la curación de una mujer enferma de flujo de sangre. Cuando la mujer toca el vestido de Jesús, éste le dice la famosa frase de “Hija, tu fe te ha salvado”. Esta expresión es muy llamativa, porque el mismo Jesucristo afirma que no ha sido él, al menos exclusivamente él, quien ha salvado a la mujer, sino que ha sido la propia fe que la mujer tiene la que ha obrado al menos parte del milagro.
Así pues, la máxima bíblica de que "la fe mueve montañas" no tiene por qué estar reñida con los principios científicos, que avalan el inmenso poder de la mente humana.

miércoles, 4 de marzo de 2009

UN MEME, Y UN PREMIO

Cuando llevo tiempo sin escribir, siempre algún alma caritativa viene a socorrerme con un socorrido meme. Son fáciles de cumplimentar y me suelen enganchar de nuevo a escribir sobre más temas. Además, también me han concedido un premio, lo que hago constar aquí también.
En esta ocasión es Gata Negra quien me brinda la oportunidad de realizar un meme. No pongo el enlace al blog de Gata porque sin querer se ha cargado su propio blog, y está haciendo los preparativos para comenzar de cero (esto último es un deseo, no sé si la realidad, pero diciéndolo así quiero animarla a que lo haga).
En cuanto al premio, se llama "Olha que blog maneiro" (no sé lo que significa, la verdad), y me lo ha concedido Bastet. Aquí dejo la imagen del premio, que ya reluce en mi "vitrina de premios", y mi agradecimiento para Bastet por acordarse de mí.


A continuación paso a responder a las preguntas del meme de Gata:

1. ¿Cómo es tu despertar por la mañana? Mi despertar por la mañana es con mucha pereza. Al fin, cuando logro saltar de la cama, estoy un poco fuera del mundo todavía.

2. ¿Estación favorita del año? El verano. Diría la primavera, pero tengo alergia al polen, con lo cual mejor el verano. Además es cuando más animado estoy, y por tanto, cuando más actividades hago. La luz me da la vida.

3. ¿En qué ocupas el tiempo libre? Sobre todo, en los amigos, en tomar un cafeto con ellos por allí, o en charlar un poco con ellos. A temporadas leo, a temporadas veo pelis, a temporadas me engancho a internet, y a temporadas me engancho a la tele. Sobre todo Internet va teniendo una importancia creciente en mi vida (correo, facebook, blogs, etc).

4. ¿Qué comida es tu preferida? Paella, pollo asado, cochinillo, croquetas, ternasquico de Aragón...menos lo verde, me gusta casi todo.

5. ¿Qué color te gusta? Siempre el rojo me ha gustado mucho, por esa fuerza que tiene.

6. ¿Qué día de la semana es el mejor para ti? El mejor, no lo sé, los peores, generalmente los del fin de semana.

7. ¿Qué lugar te gustaría visitar alguna vez? Londres, Lourdes, el Camp Nou y Auschwitz, entre otros.

8. ¿A qué le temes? A muchas cosas, imposible hacer una lista.

9. ¿Qué es para ti tu blog? Un lugar en el que expresarme, en el que aprender de otros, y un pasatiempo muy bueno y productivo.

10. ¿Te cuesta perdonar? En general, en absoluto. Pero si el mal que se me ha hecho sigue teniendo vigencia en mi vida me resulta mucho más difícil.

11. ¿Qué extrañas? A ella. A una mujer. Hoy por hoy, a ninguna en especial. No es bueno que el hombre esté solo.

12. Cómo vives la Navidad? Con normalidad democrática ;-) Ahora, a principios de año me suele dar un bajón de ánimo de campeonato.

13. ¿Quiénes formarían tu mejor concierto? Mi mejor concierto lo componen mis hermanas, mi cuñado, mis tías y primos y mis amigos. Sin todos ellos no merecería la pena seguir tocando (Qué bonito me ha quedado).

Éstas fueron mis respuestas al meme.
Sin más que tratar, os mando un saludo a todos.

domingo, 22 de febrero de 2009

VALORAR LO QUE TENEMOS

He recibido un powerpoint de mi amiga Olma en el que se cuenta una historia que creo merece la pena transcribir aquí.
El título de la historia es “Tu mayor tesoro”.

TU MAYOR TESORO

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena mientras pensaba:

“Si tuviera un coche nuevo, sería feliz”
“Si tuviera una casa grande, sería feliz”
“Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”
“Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz”

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una tras otra al mar, cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera…”
Así lo hizo hasta que solamente quedaba una piedrecita en la bolsa, la cual guardó. Al llegar a casa se dio cuenta de que aquella piedrecita era un diamante muy valioso.
¿Te imaginas cuántos diamantes arrojó al mar sin detenerse a apreciarlos?
¡Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros por estar esperando lo que creemos perfecto o soñado, y deseando lo que no se tiene, sin darle valor a lo que tenemos cerca de nosotros!
Mira a tu alrededor y si te detienes a observar te darás cuenta de cuan afortunado eres.
Observa la piedrecita, que puede ser un diamante valioso. Cada uno de nuestros días es un diamante precioso, valioso e irreemplazable. Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca más poder recuperarlo.

Esta historia me ha tocado especialmente, porque me hace ser consciente de cómo me centro en las cosas negativas que me pasan, sin darme cuenta de todo lo positivo que poseo. Especialmente reparo en la fidelidad, lealtad y generosidad de mis amigos, mis familiares y la mayoría de la gente que me rodea.

lunes, 16 de febrero de 2009

UNIVERSOS PARALELOS

Estoy seguro de que a más de una persona la información que voy a exponer a continuación le parecerá ciencia ficción. Así me lo pareció a mí también conforme la escuchaba absorto.
Sin embargo, toda la información que aquí expongo tiene la máxima fiabilidad, pues está extraída de un documental de la BBC que emitió La 2 el pasado sábado dentro del programa “La noche temática”. El documental se titula “Universos paralelos”, y puede visionarse, (en cinco partes) desde los enlaces que aparecen al final de este post.
La supuesta existencia de universos paralelos tiene cabida dentro de una teoría más amplia, llamada la teoría M.
La teoría M o teoría de la membrana ha sido propuesta muy recientemente, tanto que casi aún no se ha empezado a discutir por la comunidad científica. Trata de explicar el origen del Universo, y explicar todo lo que tiene lugar en él.
Hasta hace poco tiempo, se pensaba que el Universo había sido originado en un único Big Bang, una gran explosión a partir de la cual todo había sido creado. Se creía además que todos los objetos estaban formados por partículas, y que existía un único Universo.
La teoría M echaría por tierra, de confirmarse, todas estas creencias.
En primer lugar, no habría un solo Universo, sino infinitos. Es decir, en lugar de hablar del Universo hablaríamos del Multiverso.
En cuanto al origen del Universo que nosotros habitamos, éste habría sido originado en el choque de dos Universos pre-existentes. El choque habría sido similar al de dos láminas de acero que se movieran una hacia la otra con ondulaciones en cada una de ellas. Debido a estas ondulaciones, no se produciría un único choque o Big Bang, sino múltiples, sucesivamente.
Por otra parte, los objetos que conocemos no estarían formados por partículas, sino por cuerdas (el electrón no sería en realidad un punto, sino una cuerda en forma de lazo)
Otra novedad sería que el Universo que conocemos no tendría ya 3 dimensiones, ni siquiera las cuatro que propuso Einstein al incluir el tiempo. Habría 12 dimensiones, incluyendo la del tiempo.
Como ya he dicho, no existiría tan solo un Universo, el nuestro, sino que tendríamos que hablar de infinitos Universos, cada uno de ellos guiados por leyes físicas diferentes.
Este apartado de los infinitos Universos paralelos es el más interesante de la teoría:
  • Unos Universos no tendrían ningún tipo de vida.
  • Otros tendrían formas rudimentarias de vida.
  • Otros podrían tener civilizaciones parecidas a la nuestra.
  • Y si el número de Universos es infinito, se supone que podría haber un Universo, o más de uno, idénticos al nuestro en el que McCain, y no Obama, hubiera ganado las elecciones americanas. Serían Universos en los que nosotros mismos existiríamos (bueno, quizás sería más preciso decir que existirían seres idénticos a nosotros). Quién sabe, quizás algún Universo es exactamente igual al nuestro pero los humanos de allí no tienen ningún tipo de problema y viven en Utopía, en un mundo feliz.
Por último, la teoría es una especie de manual de instrucciones para crear un Universo. Es decir, que quizás estuviéramos en disposición de poder crear nosotros mismos un Universo en el laboratorio.
De confirmarse esta teoría M, las implicaciones filosóficas y teológicas son absolutamente imprevisibles. Otras teorías científicas que han sido revolucionarias para el pensamiento humano, como la teoría de la evolución de Darwin, serían cosa de niños al lado de la revolución ideológica que supondría la confirmación de esta teoría. Supondría un modo totalmente nuevo de concebir el Universo.

DOCUMENTAL ÍNTEGRO A CONTINUACIÓN:










miércoles, 11 de febrero de 2009

ELUANA ENGLARO: DESCANSE EN PAZ

El lunes, hacia las 8 de la tarde, y con dos semanas de antelación sobre lo que calculaban los médicos, murió Eluana Englaro, a causa de un infarto producido por la falta de hidratación.
La noticia, aquí.
Eluana Englaro sufrió un accidente de tráfico en 1992, accidente que la dejó en coma, supuestamente irreversible, y necesitada de alimentación e hidratación artificial, si bien no precisaba de respiración asistida.
Ya comenté el caso de esta mujer italiana en un post anterior, hace ya varios meses. En aquel momento, en julio de 2008, una sentencia judicial de un tribunal italiano había permitido a los médicos el cese de la alimentación e hidratación artificial.
Por motivos políticos, esta sentencia no se pudo llevar a cabo. Sin embargo, hace unos pocos días Eluana fue trasladada a una clínica en la que sí pudo dar comienzo el proceso de retirada de alimentación e hidratación artificial.
La sociedad italiana ha vivido una polémica terrible. Todo el país ha tomado parte en la disputa. Estas son las posiciones que han tomado algunas de las partes.

El padre de Eluana
Eluana, antes de sufrir el accidente de tráfico que la dejó en coma, visitó a un amigo suyo de nombre Alessandro que estaba también en coma. Al volver a casa, le dijo a su padre que ella no querría encontrarse nunca en un estado así, y le hizo prometer a su padre que, si algo similar le ocurriera, no la abandonaría en ese estado. Su madre confirmó que la voluntad de Eluana en caso de que le ocurriera algo como lo que realmente le ocurrió era morir.
Beppino Englaro, el padre de Eluana, ha luchado durante más de una década por el derecho a morir de su hija.
Afirma que el deterioro físico de su hija era terrible, con sólo 40 kilos de peso, llagas, etc.

El médico que le ha ayudado a morir
El médico subrayó que había cuidado a Eluana todo este tiempo y que ahora la iba a ayudar a morir. "Ayudo a una persona a cumplir su propia voluntad. Se trata de un ser humano indefenso que ha sido traicionado por todos, excepto por su padre y otros pocos. Y quizá lo sea todavía [se refería a un último intento, finalmente fallido, de Berlusconi de evitar la muerte de Eluana]. Asumo mi responsabilidad. No doy un paso atrás".

Los detractores de la decisión de dejar morir a Eluana
Para ellos, la muerte que iba a sufrir conllevaba enorme sufrimiento para la paciente, siendo una de las muertes más dolorosas que un ser humano puede experimentar. Además, se cuestionaba la supuesta irreversibilidad del coma.

La Iglesia Católica
“Que Dios los perdone”. Esta fue la reacción del Vaticano, según informó Televisión Española, ante la confirmación de la muerte de Eluana. Las palabras obviamente iban dirigidas a todas aquellas personas que han hecho posible la muerte de Eluana. La Iglesia ha apoyado todas las acciones del presidente de la República, Silvio Berlusconi, encaminadas a parar la muerte de Eluana. Desde el Vaticano se ha calificado inequívocamente el suceso como asesinato, como un acto moralmente execrable, incluso en el caso de que el coma hubiera sido irreversible con una seguridad del 100%

¿Ha hecho la sociedad italiana lo correcto en el caso Eluana?
Aunque en el anterior post que escribí sobre este tema era más ambiguo, ahora creo que la decisión que se ha tomado en Italia ha sido acertada. En este caso debe primar la voluntad del paciente, manifestada lógicamente antes del fatal accidente. Aquí la voluntad de Eluana es clara: no quería someterse a un tratamiento que la mantuviera en un estado de coma. Por lo que sé, si esto hubiera ocurrido en España y Eluana hubiera declarado en un testamento vital su voluntad al respecto, los médicos se hubieran visto obligados a no tratarla ya desde un primer momento.

lunes, 9 de febrero de 2009

FILOSOFÍA ORIENTAL A DEBATE (VII)

A punto ha estado de olvidárseme la última de las siete leyes espirituales que, según el doctor indio Deepak Chopra, llevan a la felicidad y la prosperidad. Quien quiera ver las siete leyes seguidas, debe hacer click en la etiqueta “Filosofía”, de la lista de etiquetas que aparecen en el lateral del blog. Allí aparecerán las siete leyes, en sendas entradas tituladas todas ellas “FILOSOFÍA ORIENTAL A DEBATE”.

SÉPTIMA LEY: LEY DEL DHARMA

Dharma significa “propósito en la vida”.
Esta ley nos anima a descubrir nuestro ser espiritual, mediante una experiencia espiritual que nos permita hallar el ser superior en nuestro interior. De esta forma nos encontraremos más desapegados de las circunstancias concretas de cada día, teniendo una visión más amplia de la existencia.
Para ello, se recomienda estar frecuentemente meditando en silencio (30 minutos por la mañana y 30 minutos por la tarde).
Esta ley también implica que debemos esforzarnos en encontrar la razón por la que cada uno de nosotros está aquí. Así, trataremos de descubrir nuestros talentos únicos, cómo servir a la humanidad con esos talentos únicos y con las formas de expresar estos talentos, que también son únicas.
Para ello se recomienda confeccionar una lista de los que creamos son nuestros talentos, y otra lista de las cosas que me gusta hacer mientras los expreso. Por ejemplo, una persona puede pensar que su talento es educar niños y que le gusta hacerlo siendo maestro de escuela.
Además, trataremos de dar respuesta a estas preguntas: ¿Qué me toca a mí? ¿Cómo puedo ayudar? ¿Cuál es la mejor manera para mí de servir a la humanidad? ¿Qué haría si el dinero no fuese problema?

EL SENTIDO DE LA VIDA
Es ésta la ley del dharma, del propósito de la vida. Me interesa profundizar más en esto del sentido de la vida.
El psiquiatra Víctor Frankl, prisionero en un campo de concentración nazi, observó que aquellos prisioneros que contaban con una razón para su existencia (una familia que les esperaba después de la guerra, un trabajo satisfactorio, un sentido religioso de la existencia, etc) presentaban menor tendencia al suicidio que los prisioneros que no tenían ningún sentido explícito para su existencia.
También Carl Jung decía: “He tratado a muchos cientos de pacientes, y no he visto ni uno, mayor de treinta años, cuyo problema, al final, no fuese encontrar una perspectiva espiritual de la vida”.
Lo que estos grandes científicos dicen debe ser tenido en cuenta. Es decir, es importante encontrar un sentido a la vida.
Sin embargo, según mi opinión, por encima de la voluntad de sentido está la voluntad de poder (igual no estoy empleando escrupulosamente estos términos filosóficos, pero espero que se me entienda).
Lo que quiero decir es que, incluso antes de la necesidad de dotar de sentido a nuestras vidas, tenemos la necesidad imperiosa de creer que tenemos cierto control sobre nuestra existencia. Esta necesidad de tener cierto control sobre nuestra vida es previa a la necesidad de dar sentido a nuestra vida. Sin la conciencia de tener cierto control, de que nuestra voluntad tiene capacidad de maniobra, nuestra vida pierde el norte como una brújula enloquecida, y la vida pierde automáticamente cualquier sentido.

Resumiendo pues, esta última ley propone dos cosas: ejercitar la meditación como camino de perfeccionamiento espiritual, y la búsqueda de un sentido a nuestra vida.

viernes, 30 de enero de 2009

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA: DUELO A GARROTAZOS

El Tribunal Supremo español ha emitido sentencia acerca del supuesto derecho de los padres a objetar a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EPC). Dicho Tribunal sentencia que los padres no tienen tal derecho de objeción, por lo que todos los niños españoles están obligados a cursar la asignatura.

La noticia, aquí.

Independientemente de si se está a favor o en contra de la obligatoriedad de esta asignatura, ha sido la singladura de Educación para la Ciudadanía un ejemplo arquetípico de cómo funciona la maquinaria legislativa en este país, especialmente en el plano de la educación. Así veo yo la historia:

1. Ante la demanda por parte de la sociedad en su conjunto de que en la escuela se enseñen valores a los niños, el gobierno socialista decide hace unos pocos años, con el apoyo de otros grupos parlamentarios, sacar adelante la asignatura en cuestión.

2. Siguiendo una tradición inveterada, el gobierno no se molesta lo más mínimo en alcanzar un consenso con el principal partido de la oposición, el Partido Popular, a la hora de aprobar la ley (la ilustración lateral recoge el momento exacto en que ZP toma la decisión).

3. El Partido Popular, apoyado por la Iglesia Católica y otros grupos, y también escrupulosamente respetuoso con las seculares y sagradas tradiciones hispanas, decide que si son los socialistas los que han llevado adelante lo que todo el mundo, incluido ellos, quería (más educación en valores en la escuela), entonces está mal hecho. Buena parte de la sociedad pasa así de exigir esta educación en valores a poner el grito en el cielo y afirmar que la formación moral de los niños debe quedar restringida únicamente a las familias. En definitiva, una nueva excusa para poner palos en las ruedas del rival político.

4. Ante esta reacción de algunos padres, éstos piden la tutela judicial, resultando que las sentencias de los Tribunales varían en función de la Comunidad Autónoma en la que se interpone la demanda, reconociendo algunos de ellos el derecho a la objeción y negándolo otros. Justo es reconocer que la movilización contra la ley tuvo y sigue teniendo un peso específico importante. Pese a ello, y naturalmente, a los socialistas esto les da igual, como si se quiere paralizar medio país, y no negocian sus posturas con nadie.

5. El Tribunal Supremo emite sentencia, con lo que la cuestión queda zanjada, al menos temporalmente.

6. Y por fin, lo mejor de la historia. ¿Para qué ha servido todo este embolado? Ahora se producirán recursos, pero sobre todo, en cuanto los populares lleguen al poder se desharán de un plumazo de la asignatura, sin perjuicio de un más que probable cambio de toda la legislación educativa, que es lo que pasa siempre cuando el gobierno cambia de color.

7. Moraleja: Nuestro sistema educativo, uno de los peor situados dentro de los países desarrollados, seguirá sin levantar cabeza, pagando la testarudez de unos políticos que ni a tiros se sientan a trabajar juntos y a consensuar leyes, ni siquiera en algo tan estratégico para un país como es la educación. El cuadro de Goya, "Duelo a garrotazos", sigue sin perder un ápice de vigencia en nuestro solar patrio.

miércoles, 21 de enero de 2009

HACIA UN NUEVO MODO DE VIDA

¿Por qué la gente que tiene muchas cosas que aportar y que decir apenas aparece en televisión? Hay que buscar con lupa para encontrar programas televisivos en los que aparezca gente con algo que contar.
Pienso esto a raíz de la excelente entrevista que emitió TVE el pasado jueves 15 en el programa “En noches como ésta”. La entrevista la realizó Juan Ramón Lucas, sagaz entrevistador, a José Luis Sampedro, escritor y economista con más de 90 años de experiencia a sus espaldas.
Un placer escuchar a una persona que desprende sabiduría por todos los poros de la piel.

Si bien merece la pena ver el vídeo íntegro, aquí voy a comentar sólo la primera mitad (hasta el minuto 13,13).
En esta primera parte de la entrevista, Sampedro expone su punto de vista sobre la actual crisis económica.
Para él, la crisis económica no es transitoria, sino que es uno más de los numerosos síntomas que indican un pronto desmoronamiento del sistema de vida occidental.
Otros síntomas de ese final de nuestro modus vivendi son la crisis alimentaria mundial, la crisis medio-ambiental y la crisis cultural.
Sampedro caracteriza nuestras sociedades occidentales como sociedades llenas de miedo, en contraposición a otras sociedades de la historia donde predominaba el espíritu de aventura y de búsqueda.
Son las nuestras, dice, sociedades que se desarrollan de una manera insostenible, imposible. Los recursos naturales no se regeneran.
El fin de nuestro sistema vendrá o por la aplicación de la razón o por medio de una catástrofe (cambio climático, problemas con el agua, contaminación del aire, agotamiento de recursos, etc.)
Comenta, por último, que antes la economía servía a las necesidades humanas, mientras que en la actualidad, la técnica inventa los productos y después el marketing genera las necesidades en los consumidores.

En mi opinión, la actual crisis económica no va a suponer ningún cambio significativo en nuestro paradigma económico actual. La tan cacareada refundación del capitalismo quedará en nada. Con todo, la duración de la crisis es incierta, pero se podría prolongar durante más años de lo que pensamos, como ya ocurrió en la crisis del 29.
Sin embargo, lo que sí parece obvio es que nuestro modo de vida en el marco del sistema capitalista está en crisis permanente, y que por muchos motivos va a ser imposible en un futuro, más cercano que lejano, continuar como hasta ahora. No olvidemos que nos basamos en un sistema de consumismo desaforado, y que China e India van a entrar en esa espiral, con sus más o menos 2.000 millones de habitantes.
Dice Sampedro que el sistema lo desmontaremos de una manera racional o se colapsará por una catástrofe. Considerando la escasa visión a largo plazo que parecen tener todos los dirigentes mundiales, parece más probable el colapso por catástrofe.
En cualquier caso, estoy seguro de que lo que vendrá después, para el conjunto de la población mundial, será más beneficioso que el actual sistema de explotación del hombre por el hombre.

miércoles, 14 de enero de 2009

NO, LA VERDAD, NO, NO ME PUEDO QUEJAR

Habrá a quien el título le parezca un poco raro, pero supongo que la mayoría de los lectores identificarán en él el título de una canción. Por cierto, preciosa e interpretada por Rafael, gran artista.



Iba ayer por la tarde reflexionando sobre esto: no me puedo quejar, ni mucho menos de cómo me trata la gente.
Si una persona, antes de su entrada en este nuestro planeta, leyera a según qué filósofos y escritores que ha habido a lo largo de los siglos, entraría el pobre neófito a la vida atemorizado, acongojado, teniendo en mente una cosa: “El hombre es un lobo para el hombre”, “Me van a traicionar por todos lados, hasta mis propios hermanos de sangre”.
Recuerdo cómo mi propio padre, que en paz descanse, me repetía machacona y sarcásticamente, a la vez que totalmente en serio, esta frase: “No te fíes ni de tu propio padre”.
Lo cierto es que yo no soy muy leído que digamos, pero estoy seguro de que si hiciéramos un repaso por las principales plumas de la historia de la Humanidad, pocas encontraríamos que demuestren fe en el hombre, en nuestra humana raza, que apostaran por confiar en nuestro semejante en lugar de desconfiar sistemáticamente de él.
Y, aunque cuando encendemos el televisor y vemos los telediarios, parece que tengamos que dar la razón a todos estos pesimistas, yo personalmente, si observo el trato que me han dado mis allegados, familiares, amigos e incluso desconocidos, tengo que reconocer que el balance resultante es bastante positivo.
He tenido escasas decepciones con la gente, alguna sí, todo hay que decirlo. Pero en general, la gente me ha tratado no sólo no dándome decepciones, sino proporcionándome alegrías y un trato sobradamente mejor al que se pudiera esperar.
Hay veces que es harto difícil comprenderme (a veces, ni yo mismo me comprendo), y aun en esas ocasiones, los demás parecen comprenderme, o al menos, disimulan y no me hacen ver su incomprensión con crueldad.
Por eso, y pese a mi carácter pesimista (bueno, diremos mejor que aún no he aprendido a ser optimista), de cara al ser humano y su futuro soy muy optimista. Ya sé que en esto cada uno pensará en función de cómo le vaya a él, vamos, que cada uno cuenta la feria según le va en ella. A mí, como en este aspecto me va bien, pues pienso así, según me dice la experiencia.
Y desde aquí, me lean o no me lean, agradezco a todos los que, con su labor diaria, me demuestran que el hombre puede ser un semejante para el hombre.

sábado, 10 de enero de 2009

PASIONES PRONTAS, RAZÓN TARDÍA

Lo que sigue a continuación es una adaptación de un extracto del libro “El Criticón”, de Baltasar Gracián. El libro es un conjunto de alegorías acerca de las dificultades que nos encontramos en el camino de la vida para llegar a convertirnos en auténticas personas. Este pasaje alegórico trata de la primera de las dificultades, que nos aborda cuando niños, sin tener aún uso de razón.


LAS DOS MUJERES

Andaban dos viandantes, de nombres Critilo y Andrenio, por los caminos de España, cuando en esto vieron un numerosísimo grupo de niños de diferentes naciones, como lo mostraban sus distintos trajes.
Estos niños, de todas las edades, pequeños y mayores, habían sido recogidos y eran acaudillados por una extraña mujer, alegre, de palabras blandas, toda ella caricias, halagos y cariños. Era extraordinario el agasajo con que a todos acariciaba aquella madre común.
La mujer llevaba consigo mil invenciones de juguetes con que entretenerlos, y una no menor provisión de regalos, y llorando alguno, acudía enseguida afectuosa haciéndole fiestas y caricias, concediéndole cuanto pedía a condición de que no llorase. Cuidaba especialmente a los que parecían hijos de gente principal.
Los propios padres, al verla pasar, le llevaban sus hijos, fiándose más de ella que de si mismos.
Andrenio, uno de los dos viandantes, tomó a uno de los niños más pequeños en brazos, diciendo:

-“¿Cómo puede ser que este niño casi insensible, torpe e inútil, ha de venir a ser un hombre entendido?”

Su compañero Critilo le respondió que ahí vería lo que cuesta ser persona, cosa que al hombre cuesta mucho porque es mucho.
Andrenio se sorprendía con el indecible afecto de esa mujer, deseando para si haber disfrutado esa felicidad él mismo.
A esto le responde Critilo:

-“No envidies lo que no conoces, ni la llames felicidad hasta que veas en qué para”.

Caminaban sin descanso, siempre cuesta abajo, para que ninguno se cansase ni lo pasase mal. Les daba de comer la mujer una sola vez, que era durante todo el día.
Al llegar a un negro valle entre montañas, mandó hacer alto la mujer. Mirando a uno y otro lado, hizo la señal usada, comenzando así a salir de las grutas hambrientas fieras: leones, tigres, serpientes… que en sangrienta carnicería mataban y devoraban a los niños. Les llevaban a sus cuevas para que fueran pasto de sus fieros cachorrillos.
Los propios niños incitaban ellos mismos a las fieras, provocándolas para que se les acercaran.
Quedó atónito Andrenio viendo tan terrible traición y crueldad:

-“¿Es posible que en esto hayan parado tus caricias, sacrílega mujer? ¿Para esto tanto cuidado y asistencia? Inocentes niños, que pronto fuisteis víctima de desdicha. Oh, mundo engañoso, ¿y esto se usa en ti?”

Andrenio, queriendo vengarse de la mujer, va a por ella, pero ésta ya ha huido, en busca de otros tantos niños para llevarlos vendidos al matadero. Lloraba Andrenio tan irreparable daño.
En medio de tal matanza, apareció en lo alto de las montañas otra mujer, cercada de luz, que descendía a librar a tantos niños como podía.
Era hermosa por extremo, y las fieras, viendo su llegada, huían a sus cuevas.
Comenzó esta otra mujer a coger a los pocos niños que habían quedado, sacando muchos de las cuevas y de las mismas fauces de los monstruos, viéndose que en los más principales habían hecho las fieras más matanza.
Saliendo de allí con todos los salvados, los llevó a lo más alto de las montañas, que es lo más seguro. Ella les concedía una luz con la que caían en la cuenta del peligro en que habían estado, y les repartía a cada uno una preciosísima piedra que arrojaba una muy clara luz. Encomendó a los niños a algunos sabios varones, para que los encaminaran siempre cuesta arriba por el mundo.
Ya en esto se oían más alaridos de otro grupo de niños en el valle, y la preciosa reina iba a socorrerlos.
Viendo todo esto, dijo Andrenio:

-“¡Qué dos mujeres tan contrarias! ¿Dime, Critilo, quién es la primera, para aborrecerla, y la segunda, para celebrarla?”.

Critilo le explica:

-“Aquélla nuestra primera tirana es nuestra propensión al mal. Se apodera de un niño y se adelanta a la razón, triunfa en la niñez. Tanto que los propios padres, con el amor que tienen a sus hijos, condescienden con ellos, y porque no llore el rapaz le conceden cuanto quiere, déjanle hacer su voluntad en todo y salirse con la suya siempre. Y así se cría glotón, vicioso, vengativo, colérico, terco, mentiroso, llorón, lleno de ignorancia, ayudando a la natural inclinación".
"Apodéranse con esto de un muchacho sus pasiones, cobran fuerza con la paternal connivencia, llevándole a ser presa de los vicios y esclavo de sus pasiones. De modo que cuando llega la razón, con las virtudes sus compañeras, ya los halla entregados a los vicios, y muchos de ellos sin remedio. Perecen muchos y quedan hechos oprobio de su vicio, y más los más ricos, en los cuales el criarse con más regalo es ocasión de más vicio. Los que se crían con necesidad son los que mejor libran, y ahogan estas serpientes de sus pasiones en la misma cuna”.

Preguntándole Andrenio a Critilo qué piedra era ésa que nos ha entregado a todos, éste le responde:

-“Esa piedra es el diamante que entre los golpes del padecer y entre los incendios del apetecer está más fuerte y brillante, es la que señala el norte de la virtud, el llamado dictamen de la razón, el más fiel amigo que tenemos”.

Espero que les haya gustado el cuentecillo.

viernes, 9 de enero de 2009

PRIMER MEME 2009

Un meme que tenía retrasado desde hace unos días ya, desde el año pasado, realmente. Me lo pasó Gata, y queda aquí cumplimentado.

1-¿QUÉ APODOS TIENES?
Ninguno. Aunque me llaman de muchas maneras: José Miguel, Josemi, JM, Tito… me gusta que me llamen de varias maneras… es más divertido.

2-¿QUÉ HAY DE NUEVO EN TU VIDA?
Que ha empezado un año nuevo. Poca cosa más.

3-¿CUÁNTOS COLORES LUCES HOY?
Luzco azul y verde, que te quiero verde. Esta pregunta seguro que es para que alguno (sobre todo alguna) diga: “Si es que no saben combinar”. Pues no, en mi caso no sé combinar colores.

4-¿INTROVERTIDO O EXTROVERTIDO?
Introvertido, más bien.

5-¿EL ÚLTIMO LIBRO QUE HAS LEÍDO?
Estoy leyendo “El Criticón”, de Gracián. Un tocho inusual en mí. A ratos entretenido, otros ratos un poco tostoncillo, pero en global está bien. Tendrán noticias de él en alguna futura entrada.

6-¿DUERMES MUCHO?
Bastante.

7-SI LA PERSONA QUE TE GUSTA ESTÁ COGIDA, ¿QUÉ HACES?
¡Qué le voy a hacer! En general además, no me gustan las que están cogidas, es una auto-censura que se imponen mis sentidos y mi gusto, creo yo.

8-¿HAY ALGO QUE TE HAYA HECHO INFELIZ ESTOS DÍAS?
Nada de particular.

9-¿TU POSTRE FAVORITO?
Pues no sé, no sé, me gustan casi todos los postres. Hace poco comí una tarta de chocolate que estaba espectacularmente buena.

10-¿CUÁNTO TARDAS EN PREPARARTE POR LA MAÑANA?
Nada, enseguida estoy. Mi belleza queda enseguida realzada.

11-¿QUÉ WEBS VISITAS DIARIAMENTE?
Mi blog, blogs de la family, otros blogs, y diariamente creo que ninguna más. Bueno, el youtube también. La prensa local de vez en cuando.

12-¿TE GUSTA CONDUCIR Y LIMPIAR?
Ni una cosa ni la otra. Bueno, limpiar nada de nada me gusta.

13-¿CUÁL ES LA ÚLTIMA CANCION QUE SE TE HA QUEDADO EN LA CABEZA?
November Rain, desde que la puso john en su blog.

14-¿LA ÚLTIMA PELÍCULA QUE HAS VISTO?
El Padrino II. No me gustó. Y antes, El Padrino I, que me gustó más, pero para la fama que tenía no me pareció a mí tan buena. Para los cinéfilos es la tercera mejor peli americana, después de Casablanca y Ciudadano Kane.

15-¿QUÉ ES MEJOR: AMOR ETERNO O AMOR MEMORABLE?
Estos jeroglíficos… lo que necesita uno es amor, no sé si eterno o memorable. Bueno, bien pensado eterno mejor que memorable, porque el memorable acaba, ¿no?

16-¿CUÁL ES TU HELADO FAVORITO?
De vainilla, limón, y algún otro sabor del que no me acuerdo ahora.

17-¿QUÉ ES LO QUE ESPERAS CON MÁS ANSIA EN LOS PRÓXIMOS TREINTA DÍAS?
No se espera novedad en el frente.