miércoles, 21 de enero de 2009

HACIA UN NUEVO MODO DE VIDA

¿Por qué la gente que tiene muchas cosas que aportar y que decir apenas aparece en televisión? Hay que buscar con lupa para encontrar programas televisivos en los que aparezca gente con algo que contar.
Pienso esto a raíz de la excelente entrevista que emitió TVE el pasado jueves 15 en el programa “En noches como ésta”. La entrevista la realizó Juan Ramón Lucas, sagaz entrevistador, a José Luis Sampedro, escritor y economista con más de 90 años de experiencia a sus espaldas.
Un placer escuchar a una persona que desprende sabiduría por todos los poros de la piel.

Si bien merece la pena ver el vídeo íntegro, aquí voy a comentar sólo la primera mitad (hasta el minuto 13,13).
En esta primera parte de la entrevista, Sampedro expone su punto de vista sobre la actual crisis económica.
Para él, la crisis económica no es transitoria, sino que es uno más de los numerosos síntomas que indican un pronto desmoronamiento del sistema de vida occidental.
Otros síntomas de ese final de nuestro modus vivendi son la crisis alimentaria mundial, la crisis medio-ambiental y la crisis cultural.
Sampedro caracteriza nuestras sociedades occidentales como sociedades llenas de miedo, en contraposición a otras sociedades de la historia donde predominaba el espíritu de aventura y de búsqueda.
Son las nuestras, dice, sociedades que se desarrollan de una manera insostenible, imposible. Los recursos naturales no se regeneran.
El fin de nuestro sistema vendrá o por la aplicación de la razón o por medio de una catástrofe (cambio climático, problemas con el agua, contaminación del aire, agotamiento de recursos, etc.)
Comenta, por último, que antes la economía servía a las necesidades humanas, mientras que en la actualidad, la técnica inventa los productos y después el marketing genera las necesidades en los consumidores.

En mi opinión, la actual crisis económica no va a suponer ningún cambio significativo en nuestro paradigma económico actual. La tan cacareada refundación del capitalismo quedará en nada. Con todo, la duración de la crisis es incierta, pero se podría prolongar durante más años de lo que pensamos, como ya ocurrió en la crisis del 29.
Sin embargo, lo que sí parece obvio es que nuestro modo de vida en el marco del sistema capitalista está en crisis permanente, y que por muchos motivos va a ser imposible en un futuro, más cercano que lejano, continuar como hasta ahora. No olvidemos que nos basamos en un sistema de consumismo desaforado, y que China e India van a entrar en esa espiral, con sus más o menos 2.000 millones de habitantes.
Dice Sampedro que el sistema lo desmontaremos de una manera racional o se colapsará por una catástrofe. Considerando la escasa visión a largo plazo que parecen tener todos los dirigentes mundiales, parece más probable el colapso por catástrofe.
En cualquier caso, estoy seguro de que lo que vendrá después, para el conjunto de la población mundial, será más beneficioso que el actual sistema de explotación del hombre por el hombre.

16 comentarios:

John C. dijo...

1.-La gente que se precia hoy por hoy no es dada a salir en la tele.Obviamente hoy la tele es un puto estercolero donde cualquier gañan sale,hace el imbécil y encima le pagan.Asi que la gente interesante o no va o lo hace a cuentagotas.Y casi es una suerte que asi sea,para diferenciar mejor la calidad televisiva y tal.

2.-La crisis no sé como acabará,pero me da que cuando acabe el chaparrón no van a cambiar tanto las cosas como creíamos.Para un cambio real este crisis tendría que traer el apocalipsis bíblico y ese no es el caso.En mi opinión,claro.
De momento,la situación acojona,claro.Y más que acojonara.Pero,¿aprenderemos la leccion?.Sinceramente,lo dudo.Porque por descontado en el futuro habrá mas crisis económicas,asi que,¿que más da que ahora nos venga un chaparrón fuerte?.

Perreti dijo...

No hay que ser ni muy entendido en la materia ni muy espabilado para darse cuenta de que nuestro modo de vida es insostenible.
Nuestra fuente de energía se fundamenta en los combustibles fósiles, no renovables de un lado, y altamente contaminantes de otro. Soy de la convicción de que el conocimiento y la tecnología ha avanzado suficiente como para hacer uso de otros recursos, pero no interesa. O mejor dicho, no interesa a unos pocos, pocos, pero muy ricos: Las corporaciones.
Y héte aquí el mal de todos los males. Las empresas hoy son incluso más ricas que muchos países, y por tanto, los gobiernos ya no se rinden a los intereses generales, sino a los económicos. Y por ello, mal que me pese, así seguiremos, hasta que reviente la borrega.
Y saben lo peor de todo, que ya no me creo nada. La crisis durará lo que quieran que dure, o lo que nos digan que dure. Y después de la crisis el paradigma será el que los de siempre quieran.

Ojoavizor dijo...

Hablar de catástrofes mundiales, siempre ha sido y será un tema polémico.
Yo no soy dado a los profetas de las catástrofes,ya que lo que hacen, unos con más versación que otros, es nada más y nada menos, que explicitar la consecuencia lógica de los procesos naturales, y por ende de los seres humanos.
En mi opinión, siempre existirán las crisis. Los cambios. Las catástrofes. Los colapsos. La naturaleza de las cosas es un permanente cambio.
Esto incluso tiene una explicación, en la física molecular, cuando se habla de la "entropia", que es un fenónemeno que revela la permanente tendencia al "desorden" de las moléculas.
En ese sentido, estimo que esa permanente tendencia al "desorden" de los seres humanos debe ser enfocada tomando al "desorden" como premisa, para a partir de ella, desarrollar mecanismos materiales, y sobretodo espirituales, que nos permita crecer en medio del desorden.
Hoy día por ejemplo estuve caminado por el barrio chino de mi país (donde, a propósito, se come exquisito), y había tanta gente, comercios, smog, automóviles, sonidos estridentes, restaurants llenos, gritos, etc., y de repente, decidí como experimento, meditar en medio de todo ese caos. Así me paré en un rincón seguro de un comercio, cerré los ojos, respiré profundo e inicié mi rutina meditatoria. Lo maravilloso de mi experimento, es que logré quedarme en profundo silencio, sin temor a que me asalten,ni nada, solo sentí el lado pacífico del desorden.
Lo importante creo yo, es ver el lado pacífico o positivo de las crisis, de las catástrofes y de los colapsos. Estoy convencido de ello.

Excelente post mi estimado José.

Ojoavizor

La terapia de Rafaela dijo...

Miraré la entrevista entera. Pero yo estoy de acuerdo con el Sr. Sampedro, la crisis económica afectará el capitalismo tal y como lo conocemos hoy, es inevitable... la incorporación de China a nuestro consumo y de todos los países del este, la tan nombrada globalización (que nadie sabe bien de qué hablan) pues de lo que tu comenas, han globalizado todo (lo que nos afecta y nos perjudica), no sé qué mundo tendrán las próximas generaciones... la esperanza es que aparezca un nuevo paradigma, una nueva forma... tardará... y que la veamos en los próximos 20 años no se yo...
Muy buen post. bss

los pensadores dijo...

concuerdo con el primer punto de John C...pero la sabiduria siempre es buena y mas si se ve acompañada de la experiencia necesaria...

un abrazo...

Soñadora dijo...

Josemi, la política es un tema con el que no me llevo para nada bien. Respecto a las crisis, creo que siempre estamos viviendo una, y me da la sensación que hay poderes detrás que las manejan a su antojo, pero no creo que cambien las cosas.
Besitos,

Gata Negra dijo...

Me he pensado mucho si comentar en esta entrada, porque en cuanto a la crisis soy una completa ignorante, bueno en pólitica en general. Por más que intento entender algo, no hay manera...

Lo único que sé, y en realidad también es lo único que me interesa, es que lo arreglen, me importa un pepino quién tiene la culpa o quién lo va a solucionar. Yo lo que necesito es llegar a fin de mes.

:)

majo dijo...

me pasa un poco como a la gata.
no tengo mucha idea de politica, no me interesa saber quien es el culpable mas que lo justo para que se le busque solucion.
el optimismo me lo guardo para otras cosas, aunque creo que al final, cuando todo este a punto de petar, los dirigentes o quien quiera que pueda arreglarlo, saldra con la "mega-solucion" que evidentemente pagaremos todos los de a pie.
besos

José dijo...

Tu opinión, john, es la que predomina en los comentarios: que esta crisis no es el golpe de gracia al capitalismo y que habrá más crisis. Así lo pienso yo también. Tu duda de que vayamos a aprender la lección también predomina.
Saludos.

José dijo...

Perreti, yo también creo que esto durará, como dices, "hasta que reviente la borrega". El ser humano no parece un animal muy previsor que digamos, sólo con el agua al cuello nos ponemos manos a la obra.
Saludos.

José dijo...

Hola Ojoavizor.
Muy interesante lo que dices acerca de que todo tiende al desorden. En realidad es así, y es muy grande el esfuerzo que hay que hacer a todos los niveles para "conservar" lo que ya es.
Por eso estoy de acuerdo contigo en que no tenemos que temer a los cambios que puedan venir, y estoy seguro de que cuando lleguen estos cambios los podremos afrontar de manera positiva y constructiva.
Un saludo.

José dijo...

Hola Rafaela.
No sé si veinte años serán suficientes. Ahora parece que con la victoria de Obama se ha desatado una oleada de euforia por todo el mundo, e incluso parecería posible que algo cambiara de verdad. El tiempo lo dirá, aunque hay que ser cauto, y no creo que baste con la llegada al poder de Obama.
Besos.

José dijo...

Hola pensadores.
Sí, la sabiduría siempre es buena, y además esta sabiduría se puede presentar con amenidad. Estoy con los que opinan que los programas de calidad televisiva no tienen por qué tener niveles de audiencia bajos.
Saludos.

José dijo...

Es cierto, soñadora, estamos en una crisis que parece permanente. Veo que estás con Perreti en que hay poderes en la sombra que manejan las cosas... interesante.
Besos.

José dijo...

Has hecho bien en comentar, Gata.
Tienes razón, lo que importa es que sepan ponerle coto a la crisis que estamos viviendo ahora, aunque también sería bueno que ya de paso sacaramos alguna lección positiva del tema. Si a nivel individual aprendemos con lo que nos hacen sufrir nuestros errores, tendría que ser igual a nivel colectivo.
Besos.

José dijo...

Hola majo.
Eso que comentas de que al final pagaremos las consecuencias los de siempre me recuerda a lo que no me acuerdo dónde dijo alguien: que en realidad no hay una crisis, sino varias, hay una crisis para ricos, que no es muy grave para ellos, y hay otra crisis para pobres, que es mucho más grave.
Besos.