lunes, 9 de febrero de 2009

FILOSOFÍA ORIENTAL A DEBATE (VII)

A punto ha estado de olvidárseme la última de las siete leyes espirituales que, según el doctor indio Deepak Chopra, llevan a la felicidad y la prosperidad. Quien quiera ver las siete leyes seguidas, debe hacer click en la etiqueta “Filosofía”, de la lista de etiquetas que aparecen en el lateral del blog. Allí aparecerán las siete leyes, en sendas entradas tituladas todas ellas “FILOSOFÍA ORIENTAL A DEBATE”.

SÉPTIMA LEY: LEY DEL DHARMA

Dharma significa “propósito en la vida”.
Esta ley nos anima a descubrir nuestro ser espiritual, mediante una experiencia espiritual que nos permita hallar el ser superior en nuestro interior. De esta forma nos encontraremos más desapegados de las circunstancias concretas de cada día, teniendo una visión más amplia de la existencia.
Para ello, se recomienda estar frecuentemente meditando en silencio (30 minutos por la mañana y 30 minutos por la tarde).
Esta ley también implica que debemos esforzarnos en encontrar la razón por la que cada uno de nosotros está aquí. Así, trataremos de descubrir nuestros talentos únicos, cómo servir a la humanidad con esos talentos únicos y con las formas de expresar estos talentos, que también son únicas.
Para ello se recomienda confeccionar una lista de los que creamos son nuestros talentos, y otra lista de las cosas que me gusta hacer mientras los expreso. Por ejemplo, una persona puede pensar que su talento es educar niños y que le gusta hacerlo siendo maestro de escuela.
Además, trataremos de dar respuesta a estas preguntas: ¿Qué me toca a mí? ¿Cómo puedo ayudar? ¿Cuál es la mejor manera para mí de servir a la humanidad? ¿Qué haría si el dinero no fuese problema?

EL SENTIDO DE LA VIDA
Es ésta la ley del dharma, del propósito de la vida. Me interesa profundizar más en esto del sentido de la vida.
El psiquiatra Víctor Frankl, prisionero en un campo de concentración nazi, observó que aquellos prisioneros que contaban con una razón para su existencia (una familia que les esperaba después de la guerra, un trabajo satisfactorio, un sentido religioso de la existencia, etc) presentaban menor tendencia al suicidio que los prisioneros que no tenían ningún sentido explícito para su existencia.
También Carl Jung decía: “He tratado a muchos cientos de pacientes, y no he visto ni uno, mayor de treinta años, cuyo problema, al final, no fuese encontrar una perspectiva espiritual de la vida”.
Lo que estos grandes científicos dicen debe ser tenido en cuenta. Es decir, es importante encontrar un sentido a la vida.
Sin embargo, según mi opinión, por encima de la voluntad de sentido está la voluntad de poder (igual no estoy empleando escrupulosamente estos términos filosóficos, pero espero que se me entienda).
Lo que quiero decir es que, incluso antes de la necesidad de dotar de sentido a nuestras vidas, tenemos la necesidad imperiosa de creer que tenemos cierto control sobre nuestra existencia. Esta necesidad de tener cierto control sobre nuestra vida es previa a la necesidad de dar sentido a nuestra vida. Sin la conciencia de tener cierto control, de que nuestra voluntad tiene capacidad de maniobra, nuestra vida pierde el norte como una brújula enloquecida, y la vida pierde automáticamente cualquier sentido.

Resumiendo pues, esta última ley propone dos cosas: ejercitar la meditación como camino de perfeccionamiento espiritual, y la búsqueda de un sentido a nuestra vida.

11 comentarios:

Ojoavizor dijo...

Muy reflexivo tu spot, estimado José.

Para mí, el sentido de la vida, es fundamental para andar el camino.
Esa búsqueda puede tomarnos toda una vida. Lo importante es buscar ese sentido. A veces pienso,que el verdadero sentido de la vida, es buscar "ese sentido".

Ojoavizor

John C. dijo...

Yo con esta septima ley no podría.Ya me he comido el coco lo suficiente sin ser oriental como para intentar este berenjenal.Como budista,o lo que sea,lo tendría chungo.

Yo ya no me pregunto esas cosas transcendentales,simplemente dejo que la vida fluya por si misma.Y ya veremos a donde me lleva.

Amelie dijo...

Muy interesante tu entrada, me gusta esta séptima ley, de hecho yo creo que la practico, aunque no sea budista me fascina el budismo.

Besos.

La terapia de Rafaela dijo...

me ha gustado y estoy de acuerdo con lo de Meditar (tarea ardua, ponerse) y buscar el sentido de la vida.
Referente al control: es un autoengaño, porque cuando le buscas el sentido a las cosas, te das cuenta que no está en tus manos, y en manos de quién?
He experimentado el control... unos minutos, aunque las mayores satisfacciones han venido por "casualidad?"
bss

José dijo...

Hola Ojoavizor.
Eso de tener un sentido para la vida explicitado debe estar bien. Los psicólogos recomiendan que toda persona tenga un proyecto de vida, que viene a ser más o menos el sentido de la vida, creo yo.
Saludos.

José dijo...

Hola John.
Tus palabras me recuerdan a alguien que dijo esto: "Tengo una filosofía muy simple de la vida: mantén los ojos abiertos y sigue adelante".
Yo con lo que he visto que no hago buenas migas es con la meditación: no estamos hechos el uno para el otro, soy demasiado nervioso.

José dijo...

Hola, Amelie, y gracias.
A mí también me gusta el budismo, al menos lo poco que conozco de él. Creo que es una religión fascinante, y que además últimamente está haciendo buenas migas con la ciencia: postulados budistas se están refrendando científicamente, por ejemplo los beneficios de la meditación.
Besos.

José dijo...

Hola Rafaela.
En cuanto a lo del control, no me refiero a tener todo bajo control. Me refiero a que creamos que hay circunstancias de nuestra vida sobre las que podemos decidir. Tener sensación de control sería sinónimo de creer que con nuestra voluntad somos capaces de hacer cosas.
Besos, y suerte con los estudios.

Soñadora dijo...

Josemi, pensé que ya no ibas a publicar la ultima de las leyes. En verdad menciona cosas importantes en nuestro vivir, pues uno tiene que tener un sentido en su vida, y una motivación.
Referente a la meditación, como tal, yo tampoco la logró practicar, sin embargo, me gusta el silencio y me gusta pensar. Incluso aprovecho mis carreras mañaneras para pensar.
Besitos,

yeni dijo...

es muy buena tu entrada,no consigo meditar pero si me gusta el silencio,lo procuro siempre que puedo,y me considero bastante espiritual,de esta manera soy mas feliz, ya lo tengo comprobado,
un saludo.

Anónimo dijo...

Meditar es encontrarse con uno mismo, meditar no debe ser solo en silencio, existe la meditación en movimiento que es, justamente cuando hacemos las cosas conscientes de que las estamos haciendo