domingo, 31 de mayo de 2009

LLEGA A SER EL QUE ERES

La sentencia que da título a este post pertenece a Píndaro, poeta griego de la Antigüedad.
Desde un punto de vista lógico, la frase parece no tener mucho sentido. Sin embargo, intuitivamente, todos nos damos cuenta de lo que puede venir a significar. Con todo, la expresión puede dar lugar a distintas interpretaciones. Expongo aquí lo que yo interpreto que significa.
La idea de escribir sobre este tema me llegó hace un par de días, al darme cuenta de que probablemente hay aspectos de mi personalidad que permanecen latentes pero que no se manifiestan en mi vida. Entonces recordé esta sentencia, que es para mí muy evocadora.
Toda la vida es un proceso de conocimiento de nosotros mismos. De hecho, un buen conocimiento de nuestro propio ser equivale a poseer sabiduría. De esta manera, otra máxima, también de la Grecia Antigua, reza así: “Conócete a ti mismo”.
El hombre es el único animal que debe esforzarse en construirse a si mismo. Al resto de animales les basta con sus instintos, y por el contrario el ser humano debe realizar esfuerzos ingentes para llegar a ser una auténtica persona.
Siguiendo con las citas, el poeta español Pedro Salinas afirma que “vivir, desde el principio, es separarse”. ¿De qué debemos separarnos a lo largo de nuestra existencia? De todo aquello que no nos pertenece, que nos aparte de nuestra verdadera esencia, de nuestra auténtica personalidad.
Éste es el sentido que debe tener la educación, ayudar al niño a crecer rectamente, desde el punto de partida de ser él mismo, y no lo que nosotros quisiéramos que fuese.
Una de las acepciones de la palabra tutor es: “caña o estaca que se clava al pie de una planta para mantenerla derecha en su crecimiento”. De igual modo, el tutor, el educador de un niño, debe facilitar el recto desarrollo integral del educando.
Puede ser que nuestra verdadera personalidad esté sepultada debajo de muchas ideas, emociones, etc. Entonces, será uno mismo, finalmente, el encargado de ir sacando a la luz su verdadero yo, del mismo modo que un escultor logra una bella escultura a partir de un bloque de mármol.
Para que se entienda mejor este post, lo ilustro con un ejemplo, el mío propio. En mi caso, creo que en mi interior hay una agresividad a la que muy pocas veces doy rienda suelta. Todos tenemos agresividad en nuestro interior, y encauzarla hacia el exterior apropiadamente es algo complicado. Una de mis tareas consiste pues, en aprender a mostrar esa agresividad de un modo conveniente y auténtico.
Así pues, amigo, siempre fluyendo con la vida y realizando los esfuerzos en el camino acertado… ¡llega a ser el que eres!

14 comentarios:

John C. dijo...

No me creo en absoluto que seas agresivo.Simplemente,eso no pega ni con cola.Pero vamos,desahogate en todo caso.No sé..¿has probado con liarte a patadas con mobiliario casero-tipo puertas,mesas,etc,etc?.Es una sugerencia.

Coñas a parte,si tu eres agresivo yo soy un psicopata.

Ojoavizor dijo...

Estimado José, la agresividad es un instinto propio del ser humano. Es imposible no tenerla, lo que si es posible es canalizarla y convertirla en energía positiva que nos impulsa.

Ojoavizor

Soñadora dijo...

Josemi, ahora que leo tu post y me quedo pensando en esta frase que lo encabeza, pienso que el primer paso para ello es conocernos y aceptarnos como somos. Me encantó la definición que pones de tutor, es tan delicado poder criar a los niños, respetando su individualidad.
Besitos,

José dijo...

Jaja!
Hola John. Me he reído mucho con tu comentario. Bueno, no quiero decir que yo sea agresivo, lo que quiero decir es que igual tengo una agresividad normal y natural que me cuesta expresar en ciertas ocasiones.
Igual pruebo tu método de desfogarme con el mobiliario, jeje.
Saludos.

José dijo...

Hola Ojoavizor.
Ése es el problema, que creo que no soy bueno en canalizar la agresividad. Y no es bueno guardarse esa agresividad para uno mismo, porque tarde o temprano acaba saliendo de alguna forma.
Un abrazo.

José dijo...

Hola Soñadora.
Pues yo pienso igual, conocerse es muy importante para poder ir avanzando como persona. Y para conocernos a nosotros mismos es importante probarnos y foguearnos en distintas situaciones. Así pueden salir cosas que, estando siempre en nuestro interior, ni nosotros conocíamos.
Besos.

Gata Negra dijo...

Voy entendiendo lo que significa esto de que la vida es un aprendizaje constante. Las persona cambiamos, somos cambiantes y creo que eso de: Llega a ser elque eres, es algo tremendamente complicado.

:)

Sofía dijo...

¿Llega a ser el que eres o llega a ser el que quieres ser?...

José dijo...

Hola Gata.
Pues sí, la verdad es que sí que es complicado.
Pero como bien dices, somos un yo cambiante. Así lo conciben los budistas, con un concepto más dinámico del yo que el que tenemos en Occidente.
Besos.

José dijo...

Buena pregunta, Sofía.
Me la hacía mientras redactaba el post. Yo pienso que llega a ser el que eres para las cosas buenas que tienes y llega a ser el que quieres ser para aquellas cosas que "de fábrica" no las tienes tan buenas.
¡Besos!

luis dijo...

Al leer tu post me he quedado pensando…entonces lo que soy no soy? Alguna vez fui yo mismo? Cuando, si desde que nací recibo y recibo de mi entorno todo lo que edifica como soy? Descubrir lo que llevo dentro? Esta pregunta me devuelve a la segunda pregunta y hay mas todavía…ok. En si particularmente “creo” que no se trata de descubrir quien soy, sino de lo que “quiero ser”, como leí anteriormente (sofia); pero lo que Quiero Ser es consecuencia de lo que soy y lo que hicieron de mi; por lo tanto, al parecer soy simple consecuencia y nunca sere causa de mi mismo… Bien esto esta para rato…gracias por hacerme pensar.

Sakura Mori Evans dijo...

Creo que encauzas mal el final presentando ese ejemplo, sin embargo es un imperativo que debería ser premisa para todos.

Píndaro lo dijo de una forma clara y concisa, casi no necesita una aclaración.
Cultivar la psique es un objetivo que se debería tener presente en todo lo que hacemos, a pesar de tener agentes que influyan en nuestra vida, enfocarlos de un modo en el cual nos complemente y ayude a mejorar es la clave para levantarse siempre y luchar, luchar por la esencia, por llegar a ser quien eres.

Si en la vida no hay introspección es condenarnos a ser autómatas.
Buen aporte :3

Alejo de meneses dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hermosa reflexión, y si, el conocimiento de uno mismo te lleva a vivir en Conciencia plena. Somos el resultado de culturas de antepasados y maestros de vida. Es si así se elije descubrir quien eres esencialmente.