martes, 18 de octubre de 2011

EPIGENÉTICA


Ayer vi un documental por Internet que bien merece una entrada en el blog. El documental se titula “Epigenética: cómo la alimentación altera nuestros genes” (ver documental íntegro haciendo click aquí – lo recomiendo encarecidamente).

La epigenética es una ciencia muy reciente que estudia cómo el medio ambiente (estrés, sol, alimentación…) influye sobre nuestros genes.

Hasta hace poco, se creía que el ambiente, los hábitos de vida y la alimentación no influían en la genética. Ahora se sabe que sí, que esos tres factores activan o desactivan algunos de nuestros genes. La dieta en concreto influye, como factor principal, en nuestro epigenoma (el epigenoma nos muestra cuáles de nuestros genes están activados y cuáles están desactivados).

Esto es revolucionario no sólo para la ciencia, sino también para nuestras vidas, ya que, como se dice en el documental, “la gente puede y debe cambiar su epigenoma”.
 
¿Cómo influir positivamente sobre nuestra epigenética, en el campo de la alimentación? Según el documental, lo mejor es llevar una dieta variada y equilibrada, y se citan algunos alimentos que parecen especialmente positivos en este sentido: aguacates, granadas, brécol, lechuga, cereales, verduras de hoja verde, pescado azul, judías, hígado, té verde y alimentos con ácido fólico.

Considero que, en lo que está en nuestras manos, es importante que nos esforcemos en cambiar algo tan importante como lo que ocurre en nuestra epigenética.


7 comentarios:

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Interesante espacio. Volveré con más tiempo.

Saludos.

José Miguel dijo...

Gracias Rubén. Vuelve cuando quieras, estamos abiertos las 24 horas del día :D
Saludos!

John C. dijo...

Mis genes ya salieron jodidos de nacimiento,como para que encima la epigenética esta me los haya jodido aún más.Yo las tengo todas,por lo visto.Que vida esta.

Todo el mundo está de acuerdo en las bondades de una buena dieta,en un sentido o en otro...y solo es un factor más de longevidad.La suerte tambien influye para vivir muchos años y nadie habla de ella-ni la Ciencia,que ya sabemos como se pone cuando hay algo que no puede controlar-.

Un saludo

José Miguel dijo...

Jaja! John, aún puedes hacer algo para mejorar tu epigenética, no lo olvides :D
Saludos!

Sonia dijo...

Tengo que ver el documental, me ha picado la curiosidad con tu entrada. Me parece un tema muy interesante. El té verde lo suelo tomar siempre después de comer, y no paso ni un solo día sin tomar fruta, además no soy muy carnívora, prefiero el pescado, verduras, legumbres, la pasta, etc.

Besos.

Sonia dijo...

Ya he visto el documental y me ha encantado, más interesante aún de lo que imaginaba. Creo que no me alimento mal, aunque de vez en cuando caiga una pizza. Cada día me alegro más de haber amamantado a mis hijas tanto tiempo, ellas no han tomado biberón ninguna de las dos, pasaron del pecho al vaso de colacao.

Y tendría que investigar sobre mi familia, porqué todos mis tíos y mis padres padecen del corazón, en cambio no hay cáncer en mi familia, pero sí enfermedades cardiovasculares. Y yo descubrí que padezco hipercolesterolemia a los 24 años, tomo medicación para el colesterol y es de familia, hereditario, vamos que tengo todas las papeletas para tener una enfermedad cardiovascular (mi padre y mi madre han sufrido infartos los dos, mis abuelos tanto el paterno como el materno han muerto a consecuencia de un infarto, tengo dos tíos con marcapasos, otro operado de coronarias, mis padres tienen los dos hecha una angioplastia en la que les colocaron unos stends, mi padre sufrió un ictus años después del infarto, etc, etc, etc.). Ellos vivieron la guerra y la postguerra civil española, no sé si tendrá algo que ver. Y mi madre cuenta que estando embarazada de mí lo pasó muy mal, vomitando, no comía, se podía pasar el día entero sin comer, y que a los cinco meses de embarazo falleció su madre lo cual la sumió en una profunda depresión y menos comió. Dice que nací con dos kilos y medio, y que en las primeras semanas perdí medio kilo, me quedé en dos kilos. No me dio el pecho, me alimentó con biberón. Aunque nunca he tenido mala salud, "sólo" el tema del colesterol y que tengo anemia a pesar de alimentarme bien y no saltarme ninguna comida. Al principio me mandaron hierro pero luego me lo quitaron porque dijeron que era genético también, una característica más como pueda ser el ser rubio o moreno, o el color de los ojos. Eso dijo el médico, no sé, él sabrá. Mi madre tiene anemia crónica desde siempre, no sé si tendrá que ver.

En fin, que me ha parecido muy interesante el documental y me ha dado que pensar.

Besos y gracias por compartirlo.

José Miguel dijo...

Hola Sonia!
Sí, el documental está genial, me alegro que te haya gustado.
Dices que te alimentas bien; haces bien, para mí ésa es una asignatura pendiente, pero que muy pendiente.
Lo que dicen del biberón curiosísimo, que podría incluso ser la causa de pubertad precoz, lo desconocía.
Y de lo de las enfermedades en tu familia, tú piensa que no puedes hacer nada por arreglar esas situaciones, pero sin embargo sí que está en tu mano tener buenos hábitos, como los tienes al menos en alimentación.
¡Besos!