martes, 1 de noviembre de 2011

INVESTIGACIÓN CON CÉLULAS MADRE ( II )

Como decía en mi última entrada (ver aquí), el Tribunal Europeo de Justicia no permite patentar las investigaciones con células madre embrionarias en Europa.
Como me imaginaba, esta sentencia judicial ha traído cola, y a las reacciones de la Iglesia Católica felicitándose por la decisión (ver opinión de el Vaticano aquí), se añade ahora la reacción de un número significativo de científicos, a quienes la decisión les ha sentado bastante mal (ver noticia aquí).
En esta entrada, expreso mi opinión respecto a la polémica sentencia del Tribunal. 


Investigaciones con células madre.
Las investigaciones con células madre pueden realizarse de dos maneras: con células madre embrionarias o con células madre adultas.
  • Para las investigaciones con células madre embrionarias se requiere el uso de embriones humanos, que son obtenidos de los sobrantes en clínicas de fecundación asistida. Para conseguir células madre embrionarias, es preciso destruir el embrión. La gran ventaja de esta línea de investigación es que las células embrionarias pueden convertirse en cualquier tipo de célula que interese conseguir (neuronas, de hígado, de corazón, etc.) 
  • Las investigaciones con células madre adultas no precisan destruir embriones humanos, ya que las células madre adultas se obtienen de células no embrionarias. Esas células madre adultas se obtienen por ejemplo de las células de grasa.


Reacciones ante la sentencia.
Como ya he dicho, la Iglesia Católica ha recibido muy bien la decisión. La sentencia, no en vano, confirma todo lo que dice la Iglesia: la dignidad del ser humano comienza en el momento mismo de la fecundación del óvulo.
En cuanto a los científicos, pese a que el número de investigaciones en Europa con células madre embrionarias es muy pequeño (3, creo recordar, comparadas con las más de 3.000 que trabajan con células madre adultas), hay un sector de científicos que opina que el panorama que abren las células madre embrionarias es muy esperanzador para el tratamiento de enfermedades hoy incurables.
Piensan estos científicos que esta sentencia puede reducir la competitividad de Europa en este campo de investigación con respecto a Estados Unidos y Asia (en estos lugares, sí se puede patentar lo que en Europa no se puede).
La Sociedad Internacional para la Investigación con Células Madre (ISSCR, de sus siglas en inglés) manifiesta que la sentencia puede influir negativamente en el desarrollo de nuevas terapias, siendo la protección industrial con patentes crucial para el desarrollo de dichas terapias.


Mi opinión.
Yo me muestro en contra de la sentencia. Es decir, que estas investigaciones deberían poder patentarse en Europa, como ya se pueden patentar en EE.UU. y Asia.

Si yo tuviera una enfermedad incurable y se me ofreciera una terapia con células madre embrionarias, aceptaría esa terapia casi sin dudarlo. Y si la enfermedad incurable la tuviera un familiar o un amigo mío, estaría totalmente de acuerdo con la implementación de la terapia.

Es por ello que apoyo la investigación con células madre embrionarias, con vistas a obtener terapias para enfermedades hoy incurables.

5 comentarios:

Sonia dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo. No tengo nada más que añadir.

Besos.

José Miguel dijo...

Gracias por tu comentario, Sonia.
Besos.

Akematon dijo...

Hola he visto tu blog y he pensado que a lo mejor te interesaría participar en nuestra Revista. Es una revista de relatos fantásticos e ilustrados, que si sabes lo que significa Pulp no tendré nada más que explicarte. Buscamos más escritores e ilustradores, gente que quiera ver algo de ellos plasmado en un tomo físico. Si tu relato es publicado recibirás gratis en tu casa el número de la revista en donde haya aparecido. ¿Te intera? Si es así, entra en nuestra web, “estramboticos.es” y déjanos un comentario en el apartado epístolas. Un saludo

José Miguel dijo...

Gracias por la oferta, Akematon, pero a mí lo de escribir relatos creo que no se me da muy bien. En todo caso, lo dicho, gracias.
Saludos.

Kike dijo...

Sé que llega tarde, pero gracias por tu opinión contrastada. Somos muchos más los que trabajamos con células madre embrionarias, aunque sean líneas inmortalizadas a partir de material biológico que proviene del embrión. Y sí, ayudan a curar enfermedades, pero también a comprender procesos biológicos básicos como la organogénesis. Un abrazo y ánimo!